Hay zonas de nuestro cuerpo que hacen que la fragancia se expanda a nuestro alrededor como un halo mágico. 
• Zona interior de las muñecas (pulso)
• En ambos codos. 
• En la nuca.
• En la espalda (si vas a llevar un vestido escotado)
• Detrás de la rodillas. Si vas a una fiesta y necesitas que el aroma se prolongue toda la noche, coloca algunas gotas de perfume sobre un copito de algodón e introdúcelo en el escote.


Categorias:

0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!