Usa zapatos cómodos. No escatimes dinero al comprarte zapatos. Compra los mejores que puedas pagar, de preferencia hechos con piel natural. Compra siempre zapatos de su medida exacta. Procura que un empleado con mucha experiencia te ayude a buscar los que te quedan bien. No uses tacones altos. No permanezcas mucho tiempo de pie, si de algún modo puedes evitarlo. Pon los pies en alto, de 15 a 30 minutos, después de una jornada agotadora. Visita a un buen pedicurista una vez al mes. Dedica un mínimo de media hora a la semana para atender a tus pies, con baños relajantes y masajes 


Categorias:

0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!