Problema #1:
Las dietas no duran, están diseñadas a un plazo corto en vez de hacer cambios de a pocos para tener una mejor alimentación durante toda tu vida. Las dietas pretenden cambiar todos tus hábitos en dos semanas, y cuando se acaba este tiempo tu mente y tu cuerpo vuelven a su estado normal o peor, engordas más.
Problema #2:
Las dietas te dan hambre. Cuando tu cuerpo tiene hambre está pidiendo nutrición y al restringir tus calorías lo que haces es que cuando tu cuerpo recibe cualquier tipo de alimento lo convierte en grasas. Cuando te de hambre, en vez de no comer es mejor comer cosas saludables como frutas y vegetales.
Problema #3:
Las dietas te dan poca energía. Ya que la mayoría de dietas restringen calorías que literalmente son la energía que tu cuerpo necesita, no tienes ganas de moverte y hacer ejercicio, que es el 30% del éxito en un cuerpo saludable.
Problema #4:
Las dietas bajas en calorías no están diseñadas para alimentar tus músculos y estos literalmente se empiezan a destruir, lo que además de todo hace que no puedas quemar tantas calorías.


Categorias:

0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!