Consumir aquellos pedacitos de pan que se tostaron de más o el trozo de carne que se pasó de cocción a la parrilla, puede ser que sea muy sabroso, pero la realidad es que puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades como cáncer de estómago o de colon.
Esto debido a la infinidad de toxinas que al ingerirlos pasan directamente a nuestro organismo.


Categorias:

0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!