Bendita sea la roca y la gracia que te sostiene y te permite entrar a este mes de junio, deseo que disfrutes de una salud excelente y una buena relación con DIOS aunque no entiendas porque pasan las cosas a tu alrededor, alégrate y gózate en este mes porque llegaste a pesar de muchas dificultades a mitad de año, decreto que mirarás los cielos abiertos y un camino iluminado que se abrirá delante de ti, para impulsarte a algo mayor y mejor, sea DIOS testigo que nada te faltará, comerás de lo nuevo de lo que abunda y sobreabunda hasta quedar satisfecho y nada te hará daño. Deseo en este tiempo varias cosas sobre ti, gloria, poder, autoridad, señorío, fortaleza, se estacione en el centro de tu hogar, pose como una marca en tu corazón y como un sello sobre tu brazo, te sirva como una luz para que te ilumine en los meses venideros y tome las mejores decisiones. Salgan a tu encuentro los mejores negocios, los recursos del cielo y de la tierra, se pongan a tu disposición los reyes y los reinos de la tierra, te honren dándote sus mejores dádivas. 




Este mes sea un tiempo de motivación, entusiasmo y alegría porque así lo declara el SEÑOR los buenos tiempos llegarán, serán tantas las bendiciones que ella te harán olvidar los años de aflicción y los días de angustia, caminarás con tu rostro erguido, les hablarás a los montes y ellos darán sus riquezas sobre ti. Declaro que las ligaduras de muerte y la sombra de maldad, los torrentes de iniquidad y la fuerza de los que me aborrecen caerán porque no hay sinceridad en su boca; sus entrañas están llenas de destrucción. Su garganta es un sepulcro abierto, y con su lengua hablan lisonjas. Decláralos culpables, oh DIOS; caigan por sus propios consejos. Échalos por la multitud de sus rebeliones porque se rebelaron contra ti.
Señor este mes de Junio y los meses por venir, tenme en el hueco de tu mano y no me sueltes...




Categorias:

0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!