Ingredientes:


2 tazas de pan molido
2 tazas de leche líquida
4 huevos
1 Taza de Azúcar
1/2 taza de Leche condensada
6 cucharadas de margarina o mantequilla (manteca como se le conoce en otros países)
1 cucharada de vainilla
Pasitas al gusto

Preparación:

En un bol, pon a hidratar el pan con la leche líquida. Debes dejarlo un buen rato. Mientras tanto, toma 1/2 taza de azúcar y colócala en una olla junto con 1/4 de taza de agua, llévala a fuego medio hasta que se haga un caramelo ligero. Una vez que tengamos el caramelo listo forraremos el molde donde vamos a hornear la torta.
En otro bol, mezclaremos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema casi blanca. Seguidamente, le iremos incorporando los huevos 1 a 1 y batimos para integrar todo muy bien, le agregamos la vainilla y si queremos un toque de canela y de licor. Ahora, con una paleta o cucharón de plástico iremos incorporando la mezcla del pan poco a poco de forma envolvente junto con las pasitas.
Finalmente, lo vertemos en el molde y lo llevamos al horno a unos 150 C por 45 minutos. Al sacarla del horno la debemos dejar reposar unos 15 minutos y desmoldarla cuando aun esté tibia para que no se seque demasiado el caramelo.
Algunas variaciones:
Dentro de la riqueza de nuestra gastronomía he visto que hay lugares donde le colocan queso blanco duro a la preparación. Queda muy rico si les gusta la mezcla de dulce y salado.


0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!