Tú, Señor, que iluminas la noche y haces que después de la oscuridad amanezca nuevamente con un sol radiante, haz que durante la noche que ahora comienza, nos veamos exentos de todo mal y peligro... Que al clarear el nuevo día, podamos reunirnos otra vez en tu presencia para darte gracias nuevamente. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, quién contigo vive y reina en unidad con el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén...


¡¡Dios bendiga tus sueños y te conceda un hermoso 
y feliz amanecer!!












Categorias:

0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!