Para aquellos "padres" que por una u otra causa 

se desentienden de sus pequeños hijos...

Recuerda Papá... 
Que si no juegas ahora conmigo, cuando tu quieras hacerlo yo habré crecido. Que de tu amor depende mi capacidad de amar cuando sea adulto. Que soy muy feliz cuando me llevas dormido hasta mi cama. Que lo que yo aprendo contigo lo recordaré toda la vida. Que el amor y respeto que demuestras por nuestros semejantes será el amor y el respeto que yo les tenga cuando sea adulto. Que yo también tengo intereses personales que me gusta tomar parte en las decisiones familiares.
¡Y que te necesito como mi mejor amigo!





0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!