La traición en sí es dolorosa, y más aún, porque en la mayoría de los casos, nos llega de las personas que más amamos, ya sea un amigo, una amiga, el esposo o de las dos partes. No se piensa en la importancia y el valor de la amistad y dependiendo de la naturaleza de la traición, se perdona la ofensa o simplemente la olvidamos, pero ya nada es igual.



0 comentarios:

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!