Si en este mes de marzo o cualquier mes del año, DIOS decide guardar silencio y no hay respuesta ni del cielo o de la tierra no pienses en tu corazón que te ha dejado o que eres como algo desechable, por favor no pongas esto en tu corazón, porque aunque no lo entiendas el silencio es una muestra de su amor, ÉL estará ahí en todo este tiempo aunque no lo veas cuando llegue la enfermedad, pierdas tu trabajo, se desplome tu salud y no sepas que hacer, recuerda, nuestros sufrimientos son caricias bondadosas de DIOS, llamándonos para que nos volvamos a Él, y para hacernos reconocer que no somos nosotros los que controlamos nuestras vidas, sino que es DIOS quien tiene el control, y podemos confiar plenamente en Él. Te bendigo para que en el silencio de DIOS desates una fe capaz de mirarlo sobre cualquier circunstancia, un amor que las muchas aguas no lo puedan apagar, una perseverancia sin límite. Te deje el SEÑOR sin palabras cuando te haga oír su voz como el estruendo de muchas aguas, pido a DIOS un espacio especial por ti, para que te hable en tu compás de espera y te muestre el camino por donde debes ir, mil bendiciones de paz, de sabiduría de gracias, fortaleza y misericordia para que tomes las mejores decisiones, amplíes tu confianza en DIOS y no te preocupes tanto por oír su voz porque cuando ÉL decida hablarte lo hará, preocúpate más bien por sostenerte cuando el calla y no puedes oír su voz. Pido al Eterno Dios de Israel que este mes de marzo sea el mejor de tu vida, en donde veas la realización de todos tus sueños, salgas ileso del tiempo de espera de DIOS con manos llenas y medidas rebosantes y abundantes, ánimo porque este mes es una victoria.





Categorias:

0 comentarios:

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!