El servicio de mensajería que nos ha facilitado la comunicación a precio de saldo y que ha sepultado al viejo SMS tiene sus peligros. Aquí están 10 consejos para que tomes precauciones para no salir escaldad@ con esta aplicación tan útil y a la vez peligrosa...

1- No dejes ver la hora de tu última conexión. Los más precavidos o discretos ya lo hacen. Si tienes un iPhone Whatsapp permite deshabilitar la información que deja ver a tus contactos la última vez que usaste el servicio. Está en Ajustes-Ajustes de chat-Avanzado. Un problema menos para los que salieron de farra sin avisar. Los de Android, de momento, están vendidos, aunque hay aplicaciones que dicen que pueden resolverlo.

2- No te fíes del doble check. Todo el mundo lo sabe. O no. Que tengas los dos tics no implica que tu mensaje haya sido leído, simplemente que ha llegado al móvil de tu interlocutor. No seas desconfiado, igual no ha visto tu declaración de amor todavía, así que déjate de dramas y saca la cabeza del horno. Sonríe :D

3- Si no vas a responder, no abras el Whatsapp. Si vas a dejar para otro momento lo de contestar, es posible que enfades a alguien si te dedicas a leer mensajes y no le das al teclado. O has cumplido con el punto 1 o tu hora de conexión delatará que estás haciéndote el orejas.

4- Ojo con las fotos, que se pasan a tu galería. ¿Cómo explicar a tu chic@ que todas esas fotos de tí@s encuerad@ proceden de tu loc@ amig@ , que manda a todo el grupo sus memes de dudoso gusto? Lo mejor es que impidas que esas fotos se guarden en un álbum de la galería de fotos de tu móvil. En Android está Ajustes-Ajustes de chat-Descarga automática de multimedia. En iOS tienes que ir a Ajustes-Ajustes de chat-Autoguardar archivos. No dejes de hacerlo: evita disgustos y ahorra memoria.

5- No mandes preguntas demasiado importantes o urgentes. A ver. Whatsapp está muy bien, pero no es para pedir a tu mejor amiga un trasplante de córnea o para avisar a tu madre de que no vas a comer. Nos seas vago y llama, que seguro que tienes tarifa plana.

6- No escribas y luego borres sin parar. No hay cosa más frustrante que un calientawhatsapps. Si te pillan escribiendo y luego no mandas nada tendrás un contacto cabreado.

7- Cuidado con tu foto de perfil. Más de uno se ha enterado de que su ex ha vuelto a emparejarse por la imagen del perfil de whatsapp. Para eso es mejor que pongas esa foto de tus pies en la playa, que nunca te delata (salvo que hayas pedido la baja en el trabajo).

8- Nunca chantajees con la ubicación. Es verídico: hay gente loca que pide a su novio o novia que le mande la ubicación por whatsapp para tenerle controlado. Lo de ponerte en el mapa mola para rescates en el monte, pero poco más.

9- No te pongas pesado a deshoras. Sí, eres un juergas y cierras todos los bares, pero hay gente a la que no le interesa tu vida. O no siempre, al menos. A partir de las doce de la noche, es mejor que cierres el whatsapp. Y esto también sirve para los que madrugan un domingo para hacer senderismo: tus mensajes molestan.

10- Si bebes no guasapees. Un consejo universal que vale para esta aplicación de mensajería, también servía para los SMS y tiene vigencia para las llamadas, los tuits y los envíos postales. Si no vas en condiciones de conducir tampoco deberías aprovechar el momento para declarar tu amor, tu odio eterno o mandar ese tenemos-que-vernos que solo puede meterte en problemas. Lo repetiremos otra vez: a partir de las doce de la noche, es mejor que cierres el whatsapp.


0 comentarios:

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!