Dios mio, bendice a cada una de mis amigas, 
especialmente a quien está leyendo este mensaje:
Querida amiga, debes de saber que te quiero y tu vida me interesa. Es por eso que he doblado mis rodillas por ti, clamando al Dios omnipotente que te guarde, que en todos tus asuntos te proteja. Le pido a Dios que te de serenidad y te cobije con su luz; si es que hay tinieblas que quieran hacerte tropezar y la negra maldad con amargura quiera quitarte aquello que tú aprecias...


Señor dale a mi amiga paz, muéstrale que no la has abandonado, que para ella hay un propósito especial y para una misión tú la has llamado. Derrama en ella tu Espíritu divino, rodéala de ángeles que en todos sus caminos peleen por ella la cruel batalla por su vida. Que tu poder sane toda enfermedad, toda herida aún abierta del pasado. Sana 
su cuerpo, sana su alma, sana su mente, da a mi amiga 
una inesperada bendición que le muestre el Dios 
soberano
 que tú eres. 
Señor te doy gracias por este bello

 ángel que has enviado a mi lado, porque aún a veces más cercana que una hermana está; puedo contar con ella siempre, así Jesús como también cuento contigo. 

Señor bendice a mi amiga hoy, mañana y siempre...





0 comentarios:

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!