A pesar de los comentarios machistas y chistes de mal gusto acerca del olor genital de las mujeres, el olor vaginal, en circunstancias normales, no es desagradable. Pero el secretismo que suele rodear a los asuntos relacionados con la sexualidad femenina no hace sino aumentar la confusión sobre lo que es normal y lo que no. Conviene observar el flujo vaginal porque presenta cambios a lo largo de las diferentes etapas de nuestra vida y plantear a nuestro ginecólogo cualquier duda que tengamos. Sólo así podremos saber si nos estamos enfrentando a un problema de salud serio.

Causas del mal olor vaginal:
Dicen que una vagina sana huele similar al ácido láctico del yogur, debido a los lacto-bacilos que protegen la flora vaginal de las infecciones. Pero lo cierto es que cada mujer huele diferente, es más, a lo largo del ciclo menstrual nuestro olor vaginal va cambiando y a veces se percibe con más intensidad. Y que el olor sea más intenso no quiere decir que sea desagradable.

Porque cuando aparece un olor desagradable en la zona íntima conviene acudir al ginecólogo ya que es sinónimo de que algo no funciona bien. El mal olor vaginal se produce en la mayoría de los casos por una infección o por una incorrecta higiene íntima, ya sea por exceso o por defecto de limpieza. Pero el mal olor también puede deberse a llevar ropa demasiado ajustada, o prendas mojadas, especialmente el bañador en la playa, o ropa interior sintética.







Y hay otras dos causas que producen el mal olor vagina que apenas se mencionan, pero que tienen su importancia. Una es la tricomoniasis, una enfermedad de transmisión sexual que, aparte de irritación, provoca un olor vaginal muy intenso y desagradable. La otra causa es el propio semen que en ocasiones puede alterar el pH íntimo llegando a dañar la flora vaginal. 


¿Cómo evitar el mal olor vaginal?
Las medidas para prevenir la aparición del mal olor vaginal son las básicas que debe tomar cualquier mujer. Siempre se aconseja usar ropa interior de algodón y evitar en lo posible usar pantalones o medias muy ajustadas, porque no dejan respirar la zona íntima. Por el mismo motivo, es preferible dormir con camisón y sin ropa interior que con un pijama.

La higiene íntima es un factor fundamental a la hora de controlar el olor vaginal. Tan perjudicial puede ser la falta de higiene como el exceso de ella, y eso es algo que no todas las mujeres tienen en cuenta y se exceden en la limpieza de la zona vaginal dejándola así desprotegida frente a las bacterias. Siempre es mejor lavarse la zona íntima sólo con agua que con jabón, pero si se va a usar jabón, conviene que sea uno suave o específico para esa zona tan delicada. Y no nos cansaremos de advertir que la vagina tiene su propio sistema de higiene, por lo que las duchas vaginales son del todo innecesarias.
En cualquier caso, esto sólo son medidas preventivas básicas, pero si aparece un olor desagradable en la zona íntima, la principal recomendación es acudir inmediatamente al ginecólogo para que determine la causa del mal olor y nos indique el tratamiento adecuado.

En un alto número de casos, el olor vaginal es producido por:
-Duchas vaginales frecuentes 
-Una mala higiene íntima.
-Uso de productos utilizados en las relaciones sexuales.
-Poca frecuencia de cambio de toallas higiénicas o tampones.


* Remedios caseros para acabar con el mal olor vaginal:

Ajo...

Es un gran antibiótico natural, posee propiedades antifúngicas y es un poderoso bactericida, ayuda a restituir el equilibrio de los niveles de levadura que normalmente posee la vagina.

Puedes hacer un supositorio vaginal de ajo; envuelve un diente de ajo en una gasa y átale un hilo o cordel de forma tal que luego puedas retirarlo.

Esta opción también se vende en herbolarios.












Aceite de árbol de té...

Este aceite tiene propiedades antifúngicas, antibacterianas, antivirales y anti-inflamatorias.

Puedes conseguir jabones elaborados con aceite de árbol de té o puedes preparar tu misma una solución con unas gotas diluidas en agua para higienizar la zona vaginal una vez al día hasta que el mal olor vaginal desaparezca.

En las tiendas naturistas puedes conseguir supositorios de aceite de árbol de té.

Extracto de Corteza de Neem..

Sus cualidades son antifúngicas, antivirales y antibacterianas, devuelve el balance natural de la flora intestinal, a la vez que contribuye a combatir afecciones como las cándidas, la gonorrea, la clamidia y el herpes.

Puedes tomarlo en capsulas, consíguelo en tiendas de productos naturales.









0 comentarios:

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!