DIOS tiene el control, aun cuando no lo veas así y te parezca que DIOS no quiere escuchar tus oraciones y que no ve tus lágrimas. Él está obrando a tu favor, en un silencio maravillosamente supremo se está encargando de prepararte para aquellas cosas grandes y maravillosas que tiene para ti y sí, ha escuchado cada una de tus oraciones y ha recogido cada lágrima que has derramado. No le reclames, no te enojes con Él, sólo dale gracias y aguarda, Dios te ama y tiene cosas grandes para tu vida.










0 comentarios:

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!