Si tienes los pies agrietados y con durezas, pon en práctica este truco de belleza casero y luce unos pies perfectos en cualquier momento y lugar.

Ingredientes:

6 aspirinas.

Una cucharada de agua.

Una cucharada de zumo de limón.

Una piedra pómez.

Crema hidratante.

Una bolsa de plástico.

Unas medias viejas.

Pasos a seguir:

1- Mezcla todos los ingredientes dentro de un recipiente.

2-Extiende el compuesto por las zonas donde tengas durezas con un suave masaje.

3-    Envuelve los pies con una bolsa de plástico o un papel transparente.

4-    Cúbrelos con una toalla o un calcetín para darles calor.

5-    Pasados 15 minutos, retira el calcetín y el papel y enjuaga tus pies con agua tibia para eliminar todos los restos de producto.

6-    Pasa la piedra pómez por las zonas con durezas para acabar con ellas definitivamente y seca muy bien los pies con la ayuda de una toalla.

7-    Extiende la crema hidratante con un suave masaje para que tus pies queden perfectos.

¡Se acabaron las durezas en los pies!








0 comentarios:

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!