La causa más común de callos en los pies es caminar o correr usando zapatos mal ajustados. Incluso estar de pie durante largos períodos con zapatos estrechos o de tacón alto puede ocasionar callos. Por lo general, la simple eliminación de la fuente de fricción o presión permite a los callos a sanar pero se necesita mucho tiempo y uno podría tener que soportar un montón de dolor y malestar hasta que se curen.
Si tiene problemas con los callos y le gustaría encontrar una solución rápida y sencilla, tenemos justo lo adecuado para usted. Aquí le presentamos algunos de los remedios caseros más eficaces que en poco tiempo le ayudarán a que sus pies vuelvan a la normalidad.

1. Áloe vera:
Esta sorprendente planta es una excelente opción si usted está sufriendo de callos. Posee propiedades anti-inflamatorias (que ayudan a reducir la irritación) y una alta cantidad de agua que va a re-hidratar la zona dañada, lo que permite acelerar el proceso de curación.
Aplique un poco de gel fresco de áloe vera sobre la zona afectada y deje actuar hasta que seque. Enjuague con agua tibia. También puede combinar el gel con aceite de vitamina E para obtener mejores resultados.

2. Té Verde o Negro:
Estos dos tés tienen propiedades anti-inflamatorias de gran alcance, pero el té verde es ligeramente más eficaz. Sugerimos hervir 250 mililitros (ml) de agua en una olla y agregarle una bolsa de té verde o negro, dejándola bullir durante 5 minutos. A continuación, dejar que el té se refresque a temperatura ambiente. Empape un algodón en este líquido y aplíquelo sobre el callo, dejando actuar durante 15-30 minutos. Repetir el tratamiento 2 o 3 veces al día hasta que la callosidad esté completamente curada.

3. Vitamina E:
La vitamina E estimula el proceso de curación y previene la aparición de grietas y cicatrices. Tome una cápsula de vitamina E y vierta el aceite contenido en esta sobre el callo. Deje actuar durante al menos 30 minutos y repita el tratamiento todos los días.

4. Pasta dental:
Gracias a los ingredientes que contiene, como bicarbonato de sodio y menta, la crema dental (pasta de dientes) puede ayudar a tratar sus callos dolorosos. Aplique un poco de pasta de dientes en la zona afectada y dejar actuar durante aproximadamente 2 horas. Enjuague con agua tibia y aplique crema hidratante. Repita el tratamiento una o dos veces al día hasta que se curen completamente.
Importante: No utilice una crema dental especial para blanqueamiento de dientes.




5. Manzanilla:
El té de manzanilla tiene ciertas propiedades que reducirán el dolor y la inflamación ocasionados por los callos. Prepare un lote de té de manzanilla muy fuerte y deje que se enfríe a temperatura ambiente. Sumerja una bola de algodón en el té y aplíquelo sobre la zona afectada. Déjelo actuar durante 10-15 minutos y repita el tratamiento para un par de veces al día.

6. Vinagre de sidra de manzana:
El vinagre de sidra de manzana posee fuertes propiedades anti-bacterianas, lo que significa que puede prevenir infecciones una vez que las ampollas revientan. Hay que mencionar que la aplicación de este vinagre puede causar cierto enrojecimiento y una sensación de escozor, por lo que si usted decide utilizar este remedio aplique una cantidad muy pequeña sólo el área afectada.

7. Curcuma:
La curcuma es considerada como un antiséptico natural por lo que no es sorpresa que ayude a aliviar el dolor, reducir la inflamación y prevenir una infección. Mezcle una cucharadita de cúrcuma con un poco de agua para obtener una pasta espesa. Aplique la pasta sobre el callo y deje actuar durante 10-15 minutos. Repita este tratamiento dos veces al día hasta que la zona del callo esté completamente curada.

IMPORTANTE: Nunca se debe hacer reventar las ampollas de un callo, ya que esto sólo empeorará las cosas. Si le está causando una gran cantidad de dolor, puede intentar lo siguiente:

• Lave bien sus manos.

• Tome una aguja limpia y sin usar.

• Límpiela con alcohol.


• Haga un pequeño orificio en la ampolla desde un lado y deje drenar el líquido.

• Lave la zona con agua y jabón.

• Aplique un poco de antiséptico y cúbralo con un vendaje.

• Cambie la venda todos los días.

Importante: nunca remueva la parte superior de la ampolla a menos que esté extremadamente sucia o que esté expulsando pus.




0 comentarios:

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!