La Celulitis es una enfermedad del tejido subcutáneo, que afecta a un 99% de las mujeres en mayor o menor medida. Este trastorno no siempre lleva asociado un exceso de peso, pues también se observa en personas delgadas. La Celulitis, aunque no pone en riesgo la salud del paciente, es considerada un problema estético, que modifica contornos, causas, molestias y mina la autoestima de quien la padece.


¿Dónde comienza la Celulitis?

 La piel es un órgano vital del ser humano, que recubre muestro cuerpo con el fin de alisarlo y protegerlo de las agresiones externas. Este órgano es imprescindible para la vida. Está formado de 3 capas:

Epidermis: es la capa más externa. Su misión es la de reponer células y producir melalina, que da color a nuestra piel.

Dermis: es la capa intermedia y contiene vasos sanguíneos de terminaciones nerviosas y glándulas sudoríparas.

Hipodermis: es la que contiene en su mayor parte las células, que almacenan grasa y que se denominan Adipocitos. Los Adipocitos acumulan sustancias grasas con el fin de regular la temperatura corporal y amortiguar posibles impactos externos. Cuando el almacenamiento de grasas no se armoniza con el desgaste de éstas, se produce un aumento en la talla corporal. Así los Adipocitos o células grasas aumentan su tamaño y empujan la piel creando pequeños abultamientos o protuberancias, que se manifiestan al exterior con el nombre de piel de naranja. 

La Celulitis se convierte en un trastorno progresivo incapaz de curarse espontáneamente, por lo que no podemos esperar a la desaparición milagrosa, ya que cuando aparece, lo hace con afán de permanencia y con el tiempo irá evolucionando hasta adquirir unas proporciones desconcertantes.
Es muy importante tratarla bien desde el principio. Si utilizamos alguna medida terapéutica inadecuada será cada vez más difícil resolver el problema.


MIRA ESTE INTERESANTE VÍDEO Y ACABA CON LA CELULITIS.





¡Toma nota!

Ingredientes:

1/4 de taza de yogur natural.

1 cucharada de vinagre de sidra de manzana.

1/2 cucharadita de café.


Procedimiento:

Mezcle todos los ingredientes en un recipiente.

Aplique con ayuda de un guante de crin realizando masajes circulares, si no posee el guante simplemente sumerja vendas de algodón, escurra y aplique en la zona a tratar.

Espere 20 minutos.

Retire con agua fría.


Indicaciones:

Repita este tratamiento por lo menos 3 veces a la semana.
Esta mezcla casera es una excelente solución para combatir la celulitis y lucir mucho más saludable.






0 comentarios:

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!