Sólo una cucharada de esto puede vaciar TODO tus intestinos en sólo dos minutos...


Hay un secreto que no mucha gente conoce y es que para poder mantenernos cien por ciento sanos y libres de toxinas, debemos limpiar nuestro cuerpo de impurezas por lo menos dos veces al año. Esto se ve como algo lógico, pero no mucha gente lo sabe y por eso hoy hablaremos de por qué debe ser así.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que buena parte de los alimentos que consumimos, en especial los que no son caseros, introducen en nuestro cuerpo un cierto grado de toxicidad. Esto no es tan grave, pero cuando pasamos mucho tiempo con esta toxicidad adentro, nuestro cuerpo se deteriora y enferma.

Para evitar este tipo de inconvenientes, y para no tener que hacerte un lavado estomacal dos veces por año, hay medidas naturales que se pueden adoptar. Una de ellas son las aguas de extracto de frutas. Aunque ampliamente conocidas en la medicina hindú, las aguas de extracto de fruta son algo muy nuevo en occidente.

Solo dos semanas al año dura este tratamiento limpiador de impurezas:

Se trata nada más y nada menos de preparados que tienen como ingrediente base, una fruta. Pero en esta oportunidad te hablaremos de un agua que tiene como base de realización no una sino dos frutas. El dátil y la mora roja.

Ambas frutas poseen propiedades digestivas que te ayudan a mejorar tu frecuencia para ir al baño, pero estas propiedades se pueden aprovechar de manera mucho más efectiva si las frutas son sometidas a un proceso singular.

Para preparar el agua de extracto de dátil y mora roja lo que necesitas es lo siguiente:





Ingredientes:

Medio kilo de dátiles.
Medio kilo de moras rojas.
2 litros de agua.

Método de preparación:

Para preparar esta bebida lo único que hay que hacer es poner a hervir una olla con dos litros de agua. Inmediatamente después agrega las frutas, y espera a que el agua hierva. Al momento de expulsar el vapor el agua comenzará a adquirir el color particular de la mora, un color rojizo oscuro.

Una vez que esto ocurra, apaga el agua. Espera a que se enfríe. Viértela en una jarra de agua y métela en la nevera. Tómala por una semana entera, todos los días, hazlo en ayunas, antes de la primera comida del día. Repite el tratamiento máximo dos veces por año y tendrás un estómago sano.




0 comentarios:

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!