1. Resbaladizo y claro:

Es una señal importante de la ovulación, lo que significa que tu cuerpo está listo para el embarazo si se produce la fecundación. Se puede tratar de un lubricante natural al excitarse y un indicio de que debes usar protección. Es completamente normal y no hay de qué preocuparse.

2. Espeso y grumoso:

Posible signo de infección por hongos, especialmente cuando la secreción causa picazón. Por suerte, es fácil de tratar con cremas vaginales. El flujo suele ser blanco parecido a queso y viene acompañado de comezón.

3. Verde amarillento:

Puede ser debido a una infección y es necesario consultar al médico de inmediato. Posible signo de una enfermedad de transmisión sexual, como la gonorrea y la tricomoniasis, las cuales son tratables si se detectan a tiempo.




4. Sangriento o marrón:

A menudo se confunde con algo alarmante, pero suelen ser sólo manchas la mayor parte del tiempo. Aún así consulta con tu médico ya que esto podría ser un signo de sangrado de implantación, el cual se produce cuando el espermatozoide ha fertilizado con éxito el óvulo. También es normal en el principio y final de la menstruación, pero si se presenta en otro momento debes poner atención especial.

5. Mal olor:

Puede ser causado por el sudor que se queda atrapado en la ingle. Si el flujo tiene mal olor entonces acude a tu médico porque pueda ser un signo de infección por levaduras o vaginosis bacteriana. La infección puede venir acompañada de otros síntomas, mientras que si el mal olor se debe al sudor, solamente debes mejorar tu higiene íntima.

6. Blanco nublado:

Una cantidad moderada de este tipo de flujo es normal. En caso de una cantidad muy grande o si viene acompañado de picazón o llagas, podría significar que tienes una infección. También puede representar una señal de embarazo.

7. Gris:

Busca la ayuda de tu médico, ya que algún objeto extraño puede estar atascado en tu interior, por ejemplo restos de un tampón o papel. También puede indicar infección o un aborto espontáneo.

8. Rosáceo:

El flujo rosáceo durante el período puede indicar anemia. Si esto sucede entre los períodos o después de la menopausia, es un motivo para acudir al médico. Puede ocurrir debido a la fricción durante la relación sexual o como un posible síntoma de sangrado de implantación.





Categorias:

0 comentarios:

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!