Eliminar el mal aliento.



El mal aliento, o halitosis, puede ser un gran problema, especialmente cuando estás por abrazarte con tu amor o quieres decirle un chiste a tu amigo al oído. La buena noticia es que el mal aliento se puede evitar con algunos simples pasos.



El mal aliento es causado por bacterias que producen olor que pueden crecer en la boca. Cuando no te cepillas ni usas el hilo dental de manera regular, las bacterias se acumulan en trozos de alimentos que quedaron en tu boca y entre los dientes. Los componentes de azufre liberados por estas bacterias provocan mal aliento. 


Ciertos alimentos, especialmente el ajo y las cebollas, que contienen aceites intensos, pueden contribuir al mal aliento porque los aceites son llevados a los pulmones y luego hacia afuera por la boca. Fumar también es una causa importante del mal aliento. 


Existen muchos mitos respecto al cuidado del mal aliento. Estas son tres cosas que puedes haber oído sobre el mal aliento que no son verdad: 


Mito n.º 1: El enjuague bucal hará que desaparezca el mal aliento. 


El enjuague bucal solo elimina el mal aliento de manera temporal. Si utilizas un enjuague bucal, busca uno que sea antiséptico (mate los gérmenes que causan el mal aliento) y que reduzca la placa, con un sello de la Asociación de Odontólogos de Estados Unidos (ADA). Cuando decidas qué productos dentales colocar en tu carrito de compras, siempre resulta una buena idea buscar los que son aceptados por la ADA. Además, pide recomendaciones a tu dentista. 


Mito n.º 2: Mientras laves tus dientes, no deberías tener mal aliento. 


La verdad es que la mayoría de las personas solo cepillan sus dientes durante 30 a 45 segundos, lo que no es suficiente. Para limpiar todas las superficies de los dientes de manera eficiente, debes cepillarlos durante al menos 2 minutos, como mínimo dos veces al día. Recuerda cepillar también tu lengua, las bacterias aman quedarse allí. También es importante utilizar el hilo dental porque solo cepillarse no eliminará la placa dañina y las partículas de los alimentos que se pegan entre los dientes y las encías. 


Mito n.º 3: Si respiras en tu mano sabrás que tienes mal aliento. 


¡Error! Cuando respiras, no utilizas tu garganta de la misma forma que cuando hablas. Cuando hablas, tiendes a sacar los olores de la parte posterior de tu boca (donde se origina el mal aliento), y esto no sucede al respirar. Además, como solemos acostumbrarnos a nuestros propios olores, resulta difícil que una persona se dé cuenta si tiene mal aliento. 


Si estás preocupado por tu mal aliento, asegúrate de cuidar tus dientes y tu boca adecuadamente. Algunas gomas de mascar y mentas sin azúcar también pueden tapar olores de manera temporal. 


Si cepillas y usas hilo dental en tus dientes de manera adecuada y visitas a tu dentista para que realice limpiezas regulares, pero tu mal aliento persiste, es posible que tengas un problema médico como sinusitis o enfermedad de las encías. Sufrir de mal aliento, es un problema bastante incómodo tanto para ti como para las personas que están a tu alrededor. Sin embargo y para fortuna de todos los que sufren de este problema, el mal aliento tiene solución y, lo mejor de todo, es que todos pueden ser gracias a alimentos completamente naturales. No necesitamos medicinas ni productos especializados para combatir el problema, con el consumo de diferentes alimentos podemos controlar el problema. 


El mal aliento es causado por determinadas bacterias que se alojan dentro de la cavidad bucal. Si el cepillado de los dientes está mal y el uso del hilo dental no es primordial, este problema suele agravarse y las bacterias crecen dentro de la boca. 


Además, otro de los factores más comunes es el tabaco, enfermedades en las encías y resequedad en la boca. 


Alimentos que son ideales para combatir el mal aliento. 


1. Hinojo: este alimento actúa como un ambientador en la boca, ayudándonos a controlar el mal aliento gracias a sus propiedades antibacteriales. Lo que debes hacer es masticar un poco de hinojo lentamente para refrescar el aliento y producir saliva. Además que también puedes tomarlo en té varias veces al día. 


2. Clavos de olor: al igual que el hinojo, los clavos de olor contienen propiedades antibacteriales y ayuda a refrescar el aliento. Al masticar algunos clavos de olor por unos minutos, el mal aliento desaparecerá, también puedes beber té de clavos de olor.


3. Perejil: mastica una ramita de perejil y en pocos minutos tu aliento estará fresco y sano. También puedes agregarlo al exprimidor y agregarlo en diferentes jugos. 


4. Canela: contiene aldehído cinámico el cual cubre el mal aliento y es capaz de disminuir la cantidad de bacterias que se encuentran en la boca. Hierve una cucharada de canela en polvo y una taza de agua en un recipiente, agrega algunas hojas de laurel y cardamomo, cuela la mezcla y utilízala como un enjuague bucal para refrescar el aliento. 


5. Limón: con un sencillo enjuague de limón se puede eliminar el aliento de forma completamente natural. El ácido contenido en limones previene el crecimiento de bacterias en la boca. 

Si te ha gustado, no olvides suscríbirte, compartirlo con tus amigos y familiares en las redes sociales. Tal vez a ellos también le pueda ayudar esta información.


0 comentarios:

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!