Cuando alguien te dice “QUE DIOS TE BENDIGA” no solo te está deseando lo mejor para ti, sino que también está actuando en favor suyo. Pues cuando Bendices a alguien, también atraes el favor de Dios hacia ti. El efecto de la Bendición es multiplicador, ya que es dado por Dios a sus Hijos.
Dios te Bendice.


0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!