Señor no me dejes orar para ser protegid@ de los peligros, sino para ser valiente para enfrentarlos. No me dejes pedir alivio para mi dolor sino para tener el coraje de soportarlo. No me dejes buscar aliados para las batallas de la vida, sino aprender a confiar en mi propia fuerza, que no me ponga ansioso esperando estar a salvo, sino tener paciencia para conquistar mi libertad. Haz que no sea cobarde a pesar de contar siempre con Tu misericordia. Y que esté al alcance de Tu mano en los momentos de derrota... Amén.







Categorias:

0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!