Ojo amig@s...
Antes de ser infiel y traicionar el amor y la confianza de nuestra pareja,debemos pensarlo muchas veces,es una locura destruir un hogar de tantos años por unas horas de placer...

Gail Crocker, de 46 años de edad, se suicidó luego de haber enviado a su esposo un mensaje de texto que iba dirigido a su amante.

La mujer policía le era infiel con un compañero de trabajo desde hace varios meses y en una salida de su esposo Peter a un viaje de negocios, Crocker tuvo una cita con su amor prohibido.

“Gracias por una maravillosa tarde. Sólo espero que podamos repetirlo más seguido”, decía el mensaje de Crocker para su amante.

Luego de recibir el texto, su esposo la enfrentó y ella aceptó lo sucedido, pero negó que hubiera pasado en otras ocasiones. Como era de esperarse, la confrontación finalizó en una discusión.

El día siguiente, según cita el diario Daily Mail, Gail Crocker manejó a un lugar apartado de su residencia en Cornwall, al sur de Inglaterra, y tomó varios frascos de pastillas para dormir, lo que la llevó a la muerte. Su cadáver fue hallado en el baúl de su vehículo.

Unos días después, su esposo Peter, de 49 años, declaró a medios locales que estaba dispuesto a perdonar la infidelidad de Gail. La pareja tenía 30 años de estar juntos.






Regala en estas navidades la inicial del nombre de tu familiar o amig@,diles con esta imagen cuanto lo quieres y lo recuerdas...






















































Caso de la vida real. Enero /2003 - Corte de la familia Sydney, Australia.

-Señor Juez, yo creo que es cierto. Así que voy a aceptar la sentencia de divorcio sin ninguna obligación de parte de mi marido hacia mí. Después de todo, yo podría haber sido una mujer profesional e independiente.

-¿Y por qué usted no se convirtió en una mujer profesional e independiente? ¿Hay alguna razón que se lo impidiera? Le preguntó el juez.

-Realmente, Señor Juez, no había ninguna, fueron decisiones tomadas por mí voluntariamente.
-¿Puede ser más explícita y enumerarme las razones que alega?

-Bueno, cuando me casé, yo acababa de graduarme de la secundaria. Mi intención había sido estudiar enfermería, pero no había dinero para pagar los gastos de dos personas estudiando, así que yo le dije a mi esposo que estudiara él y que luego lo haría yo.

-Bien, ¿y qué pasó cuando él se graduó de ingeniero, por qué no estudió usted entonces?
-Pues verá, él me pidió que tuviéramos un hijo, ya que llevábamos cinco años casados y yo accedí a sus deseos.

-¿Y qué pasó después?
-El niño nació, pero mi esposo no quería que lo cuidaran personas extrañas y yo entendí que él tenia razón, pero que con lo que él ganaba no podíamos pagar a otra persona. Así que decidí quedarme en la casa con nuestro hijo.

-¿Y qué sucedió luego, cuando el niño creció, por qué no fue a estudiar?
-Para ese entonces teníamos dos hijos más.
-¿Dos más?
-Si, porque después de que tuvimos el primer hijo, mi esposo me pidió tener otro hijo, así que tuvimos el segundo tres años después, pero era otro varón...

-¿Y qué tiene eso que ver?
-No, no había ningún problema, estábamos muy felices, pero mi esposo me dijo que para que la felicidad fuera completa, debíamos tratar de tener una niña...








-¿Y entonces por qué no estudió cuando ella creció?
-Porque no había quién pudiera llevar al mayor a las prácticas de deporte, ni a la escuela, pues el autobús los dejaba muy lejos de la casa.
Así que pensando en su seguridad, mi esposo y yo decidimos que yo les llevaría a la escuela y les recogería.
Mi rutina diaria era: dejar al mayor en su colegio, llevar al segundo a la escuela primaria y regresar a casa con la niña para hacer todas las tareas del hogar y preparar todo para la tarde.Después, tenía que ir a recogerlos y dejar al mayor en las prácticas de deporte, mientras llevaba a la niña a clases de ballet.

-¿Entonces, siguió usted retrasando su educación?
-Sí, Señor Juez, pero lo hice de propia voluntad.

-Y cuando sus tres hijos ya no dependieron más de usted, ¿Por qué no regresó a la Universidad?
-En aquel tiempo la madre de mi esposo había enviudado, se enfermó y necesitaba de alguien que la cuidara, así que hablamos del asunto y llegamos a la conclusión que no la íbamos a poner en un hogar de ancianos, sino que la traeríamos a vivir con nosotros.

-¿Y cuánto duró esta etapa? -Bueno, unos seis años. Ella tenía Alzheimer y como la cuidábamos con tanto cariño, ella vivió más que si la hubiéramos puesto en un asilo.
Aunque un día, después de regresar del paseo que todas las mañanas dábamos por el parque, ella murió.

-¿Y durante todos estos años, había alguien que le ayudara con los niños y su suegra?
-¿Ayudarme...? ¿A qué?
-Pues a limpiar la casa, cocinar… las labores normales de cualquier hogar.
-No, aunque mi esposo ganaba muy buen sueldo, con tres hijos que criar, los gastos de la educación, los gastos de la medicación de su madre y todo, no había suficiente dinero.
Yo trataba de ahorrar, pero claro...

-¿Usted ahorraba...?
-Sí, de alguna manera trataba de reducir los gastos al mínimo, así que en lugar de llevar la ropa de mi esposo y la de mis hijos a la lavandería, la lavaba y planchaba yo en casa.
También yo misma arreglaba el jardín, aunque me costaba mucho, por los problemas de columna, pero siempre hice todo lo que pude para que nuestro jardín estuviera arreglado y hermoso.

-¿Y quién cocinaba, usted?
-Por supuesto, mi esposo odiaba la comida de los restaurantes. Como él tenía que almorzar fuera con sus clientes tantas veces, decía que nada como la comida que yo le preparaba.








-¿Y usted iba a esas comidas con su esposo?
-No, no tenía tiempo... precisamente, fue en una de esas comidas que conoció a Sofía.

-¿Sofía? ¿Quién es Sofía? Su novia, la joven con quien se va a casar cuando arreglemos lo del divorcio.
-¿Y cómo sabe usted que se va a casar con ella?
-Porque me encontré con ellos en casa de unos amigos comunes el día que estaban dando la noticia de su compromiso.

El Juez se quedó mirando a la mujer y al ex esposo. Se levantó, tomó la carpeta con todos los datos y se retiró. Todos se quedaron mirándose, mientras se sentaban a esperar que el Juez regresara.

Al cabo de unos minutos el Juez entró en la sala, se sentó, abrió una de sus carpetas y dijo:
-Señores he revisado cuidadosamente esta demanda. Y he llegado a las siguientes conclusiones:
El divorcio se le adjudica con fecha efectiva a partir de hoy.
Y su esposo “NO” tiene que pasarle ningún tipo de manutención.

Al oír estas dos decisiones, el abogado y el ex esposo se miraron sonrientes.
Pero el Juez, continuó diciendo:
-La declaro a usted señora, única dueña de la casa, del Mercedes Benz propiedad de su ex esposo, de la cuenta de ahorros, así como la beneficiaria absoluta de los seguros de vida y planes de retiro de su ex esposo. Además él tiene la obligación de seguir pagando su seguro médico hasta que usted muera.

-Mi decisión se basa en la consideración de que: Sumando los sueldos que usted merece como ama de casa al realizar todas las tareas ya mencionadas y también por todos los cuidados dados a su esposo, hijos y suegra, mi decisión es apenas una retribución parcial de salarios retenidos por los veintiséis años de servicios ininterrumpidos que usted ha prestado.

Como hay que ser objetivos, sabemos que su esposo no podrá cumplir con esta deuda, pero entendemos que pague lo que pague, si bien no será nunca suficiente, por lo menos, será relativamente justo.

Además si usted decide regresar a la universidad a estudiar la carrera que escoja, él pagará por sus gastos de educación, transporte y libros.

“El Señor te exaltará ante los hombres, cuando te pongas a Su disposición con humildad y obediencia”.






El camino para aprender a amar se hace “Perdonando”, quien desea crecer en el amor lo logra viviendo en el perdón.
Perdonar es el camino de la liberación, el que realmente se libera es quien perdona, echando fuera de su alma todo rencor y la venganza que solamente lo envilece y lo consume.
Perdonar a pesar de tener razón y mil justificaciones para no hacerlo.
Perdonar cuando te han ofendido y humillado, así se manifiesta la grandeza del corazón.
Solamente el que ama auténticamente puede decir, perdono y olvido.
Perdonar es cuando a pesar de haber sido ofendido te atreves a dar una sonrisa de amor.
Deja hoy tus rencores, ese recuerdo que anhela ver al que te ha ofendido de rodillas pidiendo clemencia.
Deja hoy ese fuego que enciende tu cólera y llena tu ser de rabia y de rencor. Aparta ese sentimiento que tienes cuando ha sido pisoteado tu orgullo y has sido lastimado en lo más profundo, cuando deseas con todas tus fuerzas ver destruido y humillado a quien te ha ofendido.
¿Serías capaz de perdonar a ese amigo que te traicionó, o aquella ofensa de quien tu creías no te podía fallar?
¿Serás capaz de llenar tu alforja de amor y olvido, y salir al encuentro con lo único que le puedes ofrecer, tu perdón?
Ahora puedes ser libre, perdonar y olvidar, eleva tu alma a aquel que te perdonó y encuentra la paz.
Dios, sé que tu grandeza y tu más sublime expresión de amor es perdonar. Dame la sabiduría, la comprensión y la fuerza para no darle espacio ni tregua al odio y ser capaz de perdonar y vivir por los demás.
Señor, tu lo sabes mejor que nadie, conoces el corazón del hombre y sabes que hoy deseo amar como nunca imaginé, Señor gracias, porque hoy al fin he perdonado por amor.
“Hoy perdono para siempre y arranco de mi alma todos aquellos rencores que me envilecen y me atan al pasado, hoy estoy dispuesto a olvidar, hoy elijo el camino del amor”






Dios nos ha rodeado de tanta belleza que tan sólo necesitamos abrir los ojos para comprobarlo: el cielo tan lleno de estrellas, un bebé que sonríe despreocupado… 
Enfrenta tus días con los ojos abiertos a las cosas buenas: levantándote cada mañana y diciendo “¡Gracias Señor!”… ¡Sobre todo porque te ha regalado otro día más para vivir! Trata de hacer de tu día algo positivo y bello, y no dejes que el estrés o los problemas te abrumen.

Sonríe a la tristeza, levanta la cabeza y camina como con seguridad, que el mundo está a tus pies.
Hay personas que viven en completa amargura y nunca te darán una frase de aliento (todo lo contrario, seguramente te criticarán. No verán tus cualidades sino solamente tus defectos). ¡A esa clase de personas demuéstrales lo segura y fuerte que eres! Demuéstrales lo feliz que eres, con toda esa autoestima que sube más allá de las nubes…
No dediques las noches a pensar en tus problemas. Tenemos la mala costumbre de llevar todos nuestros problemas a la cama, y eso no nos ayuda en nada. Debes descansar, reconociendo que tienes el día a día para solucionar tus problemas.

Piensa en cosas positivas...
Sobre todo, piensa en aprovechar cada minuto que pasa, porque el tiempo se va y no regresa. Y no olvides que tu cuerpo necesita del descanso, del ejercicio y del buen trato… así que no lo lastimes quedándote en desvelo pensando en cosas que muchas veces no tienen solución.
Llénate de propósitos y de buenos sentimientos.
Haz de tu hogar un lugar maravilloso: llénalo de luz y de energía positiva. Verás que así cada día te sentirás mejor. Y finalmente, dale gracias a Dios por todo lo que tienes y sonríe, que eso te dará fuerzas y felicidad.



Qué razón tenias papá,cuando me dijiste que a mi edad aun no estaba preparado para controlar mi vida,que era yo muy joven,que esperara un poco más de tiempo y luego tú mismo me ayudarías a independizarme,y, sin embargo... preferí no escucharte...te dejé con la palabra en la boca,y me fuí de la casa,según yo, a comerme al mundo a rebanadas.Repetiste una y otra vez que tú y mi mamá sólo querían lo mejor para mí,y que sus regaños no eran por desamor...trataste de explicarme que la comprensión no era darme siempre la razón;pero, a pesar de ello,en muchas ocasiones preferiste ceder, y callar;con esa actitud tan conciliadora que adoptaba,con tal de que yo no cumpliera mis constantes amenazas,mientras yo los acusaba de ser los peores padres.Qué Razón tenias Papá,cuando te acercaste a mí,y me suplicaste que viviera conforme a mi edad,porque la juventud es como un suspiro del alma,y cuando nos damos cuenta,los años nos llevan ventaja;me suplicaste que no abandonara la escuela porque de ello dependería gran parte de mi vida en el futuro;"no cometas el mismo error que yo, hijo",me dijiste en aquella ocasión,y sin embargo mi respuesta fue:"Tù que sabes de eso? lo que pasa es que tú ya estas viejo...No se como no te cansas de estarme dando sermones"...fué por eso que, solo llegué hasta la secundaria...Recuerdo que mi madre me sentó cariñosamente en sus piernas,y me habló de las mujeres,me explico que una relación de pareja va más allá de la atracción física,y la pasión;platicó cómo se conocieron y la manera en que la conquistaste,de la forma en que se ama a los hijos,del respeto hacia la esposa,y el cariño con el que se le debe tratar,y ya ves, papá,apenas cumplí la mayoría de la edad y me tuve que casar,por esa falta de responsabilidad...Qué razón tenías papá,que antes de marcharme de la casa,intentaste detenerme,y con lágrimas en los ojos me aclaraste:"Algún día tú también serás papá,y podrás entenderme, hijo",y en pago a eso te miré fijamente a los ojos y te dije:"Yo sí seré un buen padre,a mis hijos, no los estaré fastidiando tanto,dejaré que sean los que ellos quieran,y que sean felices",y en un tono más soberbio repetí:"Yo voy a ser mejor que ustedes".
Me aconsejaste que, pasara lo que pasara,viviera como viviera, nunca me humillara ante los demás,porque la dignidad no se vende, no se pierde,y hasta la libertad tiene sus límites,y apenas me sentí libre,aproveché para emborracharme con mis amigos hasta desfallecer,y desperté tirado en una calle, sucio, maloliente;me atreví a pedir limosna y ante la desesperación se me hizo fácil robar,aunque me advertiste que mi enemigo no estaba en la casa,sino en las calles,disfrazado de falsos amigos,absurdos placeres y dinero manchado...
Qué razón tenías papá,cuando me adelantaste que si abandonaba el hogar,mi madre moriría de pena y tristeza,y yo qué hice... me burlé de tí,te aclaré que si eso sucedía sería por tu culpa,por la vida tan estricta que nos dabas,por las exigencias y por tu concepto de la disciplina y la responsabilidad,porque cuando llegabas a la casa hacías llorar a mi madre con tus ridículos obsequios,cuánto tiempo me tardé en comprender que esas lágrimas,eran de alegría, y no de dolor o tristeza...Un día, me tomaste entre tus brazos y me dijiste muy quedito al oído esas cosas que aún guardo en mi corazón:"ojalá nunca crecieras, hijo mío,ojalá siempre fueras mi pequeñito y yo siguiera siendo tu héroe para toda la vida,imaginar, que siempre tendrás 6 años",pero ya ves, papá,hoy me arrepiento de todas esas palabras contra tí,de mis actos que tanto te dañaron,de tantas noches que te tuve a tí y a mi mamá en vela por no llegar de la fiesta,de las mentiras mal armadas que inventaba con tal de no escuchar tus sabios consejos,de recordar cómo te humillaste varias veces frente a mí,con tal de yo tuviera esa falsa razón;de pisotear tu dignidad con mis gritos y reclamos,y cientos y cientos de reproches en contra de ese cariño incondicional...
Mírame ahora, papá,sentado en una sala de hospital,lleno de angustia,esperando noticias sobre la salud de mi hijo,ese... al que yo iba a educar...mejor que tú a mi,sí... también él se sintió grande,a pesar de mis consejos decidió no escucharme y,hacer su propia vida como lo hice yo,le pido a Dios que me ayude,y a tí, mi gran héroe de siempre,que ojalá me hayas perdonado... todo....me costó mucho tiempo, dolor, y sufrimiento,pero después de tantos años,logre entender que por fin te amé, papá,más de lo que yo creía...Qué Razón tenías, Papá...




Esto es interesante. Después de leer esto, usted nunca mirará un cambur de la misma manera otra vez.
El cambur contienen tres azúcares naturales - sacarosa, fructosa y glucosa combinada con fibra. Un cambur da un impulso instantáneo, sostenida y sustancial de energía.

La investigación ha probado que apenas dos cambures provee suficiente energía para realizar un trabajo extenuante de 90 minutos de entrenamiento. Con razón el cambur es la fruta número uno con los atletas más importantes del mundo.
Pero la energía no es la única manera que un cambur puede ayudarnos a mantenernos en forma. También puede ayudar a superar o prevenir un número sustancial de enfermedades y malestares, por lo que es una necesidad para agregar a nuestra dieta diaria.


DEPRESIÓN:
Según una encuesta reciente llevada a cabo por MIND entre personas que sufren depresión, muchos se sentían mucho mejor después de comer un cambur. Esto es porque los cambures contienen triptófano, un tipo de proteína que el cuerpo convierte en serotonina, conocida por sus efectos relajantes que mejoran su estado de ánimo y lo hacen sentir más feliz.

PMS:
Olvídese de las píldoras - coma un plátano. La vitamina B6 que contiene regula los niveles de glucosa en la sangre, lo cual puede afectar su estado de ánimo.

ANEMIA:
Alto contenido de hierro de los plátanos estimula la producción de hemoglobina en la sangre y ayuda en casos de anemia.

PRESIÓN ARTERIAL:
Esta fruta tropical única, contiene grandes cantidades de potasio y no así sal, haciéndola perfecta para combatir la presión arterial Tanto es así, los EE.UU. Food and Drug Administration acaba de permitir que la industria bananera haga los reclamos correspondientes sobre la capacidad de la fruta para reducir el riesgo de la presión arterial y el accidente cerebro-vascular.

PODER MENTAL:
200 estudiantes de Twickenham (Middlesex) escuela (Inglaterra) fueron ayudados durante sus exámenes este año comiendo plátanos en el desayuno, media mañana y almuerzo en una prueba para aumentar su capacidad cerebral. La investigación ha demostrado que el potasio contenido en la fruta puede ayudar al aprendizaje, dándoles mayor capacidad de alerta.

ESTREÑIMIENTO:
Alto contenido en fibra, como el cambur en la dieta puede ayudar a restaurar la acción normal de los intestinos, ayudando a superar el problema sin recurrir a laxantes.




Resacas:
Una de las maneras más rápidas de curar una resaca es hacer un batido de cambur, endulzado con miel. el cambur calma el estómago y, con la ayuda de la miel reconstituye los niveles de azúcar en la sangre, mientras que la leche calma y rehidrata tu sistema.

ACIDEZ:
El cambur tienen un efecto antiácido natural en el cuerpo, así que si usted sufre de acidez, come un cambur para obtener alivio calmante.

Enfermedad de la mañana:
Picar entre comidas ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre y evitar las náuseas matutinas.
Picaduras de mosquitos:
Antes de recurrir a la crema contra picaduras de mosquito, pruebe frotar el área afectada con la parte interior de una cáscara de plátano. Para muchas personas es sorprendentemente exitoso en reducir la hinchazón y la irritación.

NERVIOS:
Los plátanos son ricos en vitaminas del complejo B que ayuda a calmar el sistema nervioso ...
Sobrepeso en el trabajo? Estudios del Instituto de Psicología en Austria encontraron que la presión en el trabajo conduce a hartarse de comida de consuelo como el chocolate y patatas fritas. Mirando a 5.000 pacientes de hospitales, los investigadores encontraron los obesos más eran más propensos a estar en puestos de trabajo de alta presión. El informe concluye que, para evitar el pánico inducidos por los antojos de alimentos, necesitamos controlar nuestros niveles de azúcar en la sangre tomando tentempiés de alto contenido de carbohidratos cada dos horas para mantener niveles constantes.

Úlceras:
El plátano es usado como alimento dietético contra desórdenes intestinales por su blanda y suave textura. Es la única fruta cruda que se puede comer sin angustia en casos crónicos. También neutraliza el exceso de acidez y reduce la irritación al cubrir la mucosa del estómago.

Control de Temperatura:
Muchas otras culturas ven al plátano como un "enfriamiento" fruta que puede bajar la temperatura física y emocional de las mujeres embarazadas. En Tailandia, por ejemplo, las mujeres embarazadas comen plátanos para asegurarse que sus bebés nazcan con una temperatura fresca.
Por lo tanto, el plátano es un remedio natural para muchos males. Cuando lo comparas con una manzana, tiene cuatro veces la proteína, el doble de carbohidratos, tres veces más fósforo, cinco veces la vitamina A y hierro, y el doble de otras vitaminas y minerales .. También es rico en potasio y es uno de los alimentos de mejor valor en torno Así que tal vez es hora de cambiar esa frase tan conocida por eso decimos: "Un plátano al día mantiene al médico alejado"





 Mientras que los niños no tenían que desayunar, yo tenía que comer cereal, huevos y pan tostado.
Cuando los demás tomaban refrescos gaseosos y dulces para el almuerzo, yo tenía que comer emparedado.
Mi madre siempre insistía en saber donde estábamos. Parecía que estábamos encarcelados. Tenía que saber quiénes eran nuestros amigos.
Insistía en que si decíamos que íbamos a tardar una hora, solamente nos tardaríamos una hora.
Me da vergüenza admitirlo, pero hasta tuvo el descaro de romper la ley contra el trabajo de los niños menores. Hizo que laváramos trastes, tendiéramos camas, y aprendiéramos a cocinar y muchas cosas igualmente crueles.
Creo que se quedaba despierta en la noche pensando en las cosas que podría obligarnos a hacer. Siempre insistía en que dijéramos la verdad y solo la verdad.
Para cuando llegamos a la adolescencia ya fue más sabia, y nuestras vidas se hicieron aún más miserables, se volvió posesiva.
Nadie podía tocar el claxon para que saliéramos corriendo. Nos avergonzaba hasta el extremo, obligando a nuestros amigos a llegar a la puerta para preguntar por nosotros.
Mi madre fue un completo fracaso. Ninguno de nosotros ha sido arrestado. Cada uno de mis hermanos ha servido a su patria, y ¿A QUIÉN DEBEMOS CULPAR DE NUESTRO TERRIBLE FUTURO? Tienen razón, a nuestra madre.
Vean de todo lo que nos hemos perdido. Nunca hemos podido participar en una demostración y actos violentos y miles de cosas mas que hicieron nuestros amigos.
Ello nos hizo convertirnos en adultos educados y honestos. Usando esto como ejemplo, estoy tratando de educar a mis hijos de la misma manera.
Verán... doy gracias a Dios por haberme dado "LA MAMÁ MÁS MALA DEL MUNDO".
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!