El brownie es un postre que le encanta a prácticamente todo el mundo, y tiene tantas maneras de prepararse que resulta increíble. Sin embargo, sabemos que el tiempo de cada persona es súper valioso y por eso buscamos constantemente la manera de reducir los minutos que le dedicamos a cada cosa.

En esta oportunidad, compartiremos una receta sencilla de brownie con solo tres ingredientes que te ayudarán a tener estos bizcochos listos en menos de 30 minutos, contando el tiempo de preparación.

Este postre se caracteriza por ser esponjoso y húmedo; tardarás unos 5 minutos en la mezcla y 15 minutos horneando. Técnicamente, debes dejar que se enfríe completamente para fijar en un envase final de modo que no se desmoronen cuando los cortes, pero hay quienes los prefieren caliente así que da igual el procedimiento post cocción.

Ingredientes

1 ¼ taza de Nutella
2 huevos
½ taza de harina de trigo

Preparación:


- Engrasar un molde para hornear de aproximadamente 9 x 9 pulgadas y precalentar el horno a 350°. Mezcla todos los ingredientes en un recipiente grande con una cuchara de madera hasta que la masa esté suave. Vierte la mezcla en un molde para hornear y alisa la parte superior con una espátula.

Hornea la mezcla durante unos 15 minutos o hasta que puedas insertar un palillo y salga completamente limpio. Debes asegurarte de que el bizcocho no pase de cocción o los brownies se secarán.

Una vez listos, si lo deseas, deja que se enfríe y cuaje completamente antes de cortar y servir.
Un médico entró en el hospital de prisa después de haber sido llamado a una cirugía urgente.
Él contestó a la llamada lo antes posible, se cambió de ropa y fue directamente a la sala cirugía. Ahí encontró el padre del niño impaciente y desesperado, desde que el padre vio venir al médico, el padre gritó: “¿Por qué tomaste todo este tiempo por venir? ¿No sabes que la vida de mi hijo está en peligro? ¿No tienes sentido de la responsabilidad? “
El médico sonrió y dijo: “Lo siento, yo no estaba en el hospital y vine lo más rápido que pude después de recibir la llamada, y ahora por favor le el rugo calma y tranquilidad para que yo pueda hacer mi trabajo” “que me Calme? ¿Qué pasaría si fuera su hijo el que estuviera en esta habitación ahora mismo, estarías calmado? Si su hijo se estuviera muriendo ahora qué harías? “, dijo el padre enojado. El médico volvió a sonreír y contestó: “Voy a decir lo que dijo Job en la Biblia” Del polvo venimos y al polvo volveremos, bendito sea el nombre de Dios”, los médicos no pueden prolongar la vida, vamos a hacer todo lo posible por la gracia de Dios . el padre del niño con un todo sarcástico afirmo “dar consejos cuando no estamos en cuestión es tan fácil”.
La cirugía duro mas de dos horas, El medico salió sonriente con la frente del deber cumplido “Gracias a Dios! Su hijo se ha salvado!” y sin esperar la respuesta del padre el doctor muy apurado mira su reloj y sale corriendo. Mientras se marchaba le dijo “Si usted tiene algunas pregunta, pregúntele a la enfermera!” “¿Por qué él es tan arrogante? ¿No podía esperar algunos minutos mas para que para preguntarle mas sobre el estado de mi hijo?.
La enfermera respondió, con lágrimas por su rostro: “el hijo del doctor murió ayer en un accidente de carretera, y el medico estaba en el cementerio cuando usted le llamó para que realizara la cirugía de su hijo, ya le salvó la vida a su hijo, déjelo ir que va rumbo al cementerio para terminar el entierro de su hijo.

Moraleja:

No juzgues a nadie, porque nunca se sabe cómo es la vida del otro y en cuanto a lo que está sucediendo o lo que está pasando.






¡¡Hoy puede ser un GRAN DÍA, todo depende de ti... Bendiciones para tu vida y la de toda tu familia!!













Porque los recuerdos son aquellos que jamás se olvidan, que se quedan impregnados con tinta indeleble para nunca salir de la memoria del corazón, porque fue la risa la cómplice de la alegría, el colchón el testigo de los sueños, la almohada la mejor consejera, la noche la mejor amiga en los día tristes, y las estrellas la mejor luz en los días opacos.
Porque recordar es vivir, pero sólo vivir de los recuerdos es morir, porque es difícil desprenderse de lo que uno quiere, de lo que uno anhela, de lo que uno ama, como se puede evitar lo inevitable, como se puede hacer para que el tiempo regrese, para que las caricias, los besos, y los sueños sean inmortales en la mortalidad, convirtiéndose en infinito de lo finito y permanezcan en lo inexistente, y no se quede sólo en un recuerdo vago y austero…
¿Cómo olvidar aquellos momentos?, aquellos recuerdos que se quedan plasmados en la historia de la vida, en los capítulos de cada una de sus páginas, cerrando con un punto final y abriendo nuevos temas por escribir, creando nuevas sensaciones, nuevas etapas, nuevas experiencias.

Porque no es el libro el que se termina al culminar un proyecto, un curso, una relación, una etapa, simplemente son capítulos finalizados para comenzar nuevas experiencias, para realizar lo que antes no se pudo, en ocasiones las cosas llegan a su fin no porque haya algo mejor, sino porque lo que nos correspondía sólo era diferente, el destino no está tallado en piedras, ni nadie lo marca con tinta indeleble, somos nosotros los que decidimos, los que trabajamos en el presente para construir nuestro futuro.



Porque somos los protagonistas de que rumbo debe llevar nuestro libro, nuestros capítulos, nuestros párrafos, nuestras historias, y sólo nosotros escribimos en ellas, y una vez escrito jamás se puede borrar, porque aquí sólo existe esa tinta, y ese pincel, pero no una goma con la que se puedan corregir los errores que se llegan a cometer y se quedan grabados, porque para la vida no existen aberraciones.
Sólo grandes obstáculos y tropiezos, el meollo se encuentra en cómo se levante uno después de las caídas, en cómo se esquivan esos obstáculos, y eso es lo que se queda marcado, es lo que se empieza a tallar, porque son esos momentos los que se quedan en el recuerdo, los que nos hacen reír cuando sale el sol y los bellos colores del arcoíris después de la tormenta y el diluvio, porque la vida toma sentido.
Cuándo vemos la luz de las estrellas en las noches más obscuras, cuando el frío es sólo un abrigo de la soledad que la acompaña la tristeza, cuando sentimos esos huecos en donde una vez estuvieron llenos de regocijo e inefables palabras donde las emociones se desbordaban y el calor estallaba.
En definitiva: "Los recuerdos son fotografías tomadas por el corazón."




"Jamás en la vida encontrarás ternura mejor, más profunda, más desinteresada y verdadera que la de tu madre."





"El amor de una madre por un hijo no se puede comparar con ninguna otra cosa en el mundo. No conoce ley ni piedad, se atreve a todo y aplasta cuanto se le opone."



Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!