Amado Padre Celestial, vengo a tu presencia en el poderoso nombre de mi Señor Jesucristo, este día reconozco que tu eres mi Dios, que eres grande, poderoso y puedo confiar en que renovaras mis fuerzas para seguir adelante y hacer de este día un día maravilloso. Gracias Señor, porque cuando mis fuerzas se agotaron tu me distes la tuya, y aunque muchas veces no estuve consciente de ello, hoy comprendo, que aun en mi indiferencia tu siempre estuviste a mi lado y me distes aliento para continuar.

AMEN...
















Señor mi Dios:
Padre mío, ahora que las voces se silenciaron y los clamores se apagaron, aquí al pie de la cama mi alma se eleva hasta Ti, para decirte:
Creo en Ti, espero en Ti, te amo con todas mis fuerzas, Gloria a Ti Señor. Deposito en tus manos, la fatiga y la lucha, las alegrías y desencantos de este día que quedó atrás. 

Amado Padre Celestial gracias porque eres mi esperanza, la fortaleza de mi vida y mi Dios en quien confiare,se que tu abrigo esta sobre mi vida y morare bajo la sombra de tu poder, con tus plumas me cubrirás y debajo de tus alas puedo dormir tranquil@ pues no me sobrevendrá mal ni plaga tocara mi morada. AMEN












Unas cejas bien delimitadas y cuidadas pueden determinar la expresión de nuestra cara y conseguir que los ojos parezcan más grandes y profundos, así mismo la personalidad se puede definir según su grosor y arqueamiento delatando y reflejando estados de ánimo, como alegría, tristeza, miedo, enfado, entre otros.

Actualmente, las mujeres acuden a varios tratamientos como el botox, los tatuajes o los procedimientos quirúrgicos para lograr unas cejas perfectas pero, así como es importante definir la forma que mejor le queda a nuestro rostro, es también útil determinar qué tipo de personalidad queremos comunicar.

Las cejas delatan tu personalidad.


La forma y la curva de las cejas están ligadas a la personalidad. Definen tu autoestima, tu capacidad de organización, en qué modo tomas las decisiones En definitiva, las cejas son el reflejo de tu identidad. Te damos algunos detalles de lo que éstas pueden expresar.

Delgadas o extremadamente finas: indican indecisión, dudas y cierta inseguridad, así como sensibilidad hacia el arte y la naturaleza.

Espesas: muy pobladas y gruesas, indican mal carácter, irritabilidad pero eficiencia en el trabajo.

Anchas: aquellas que suelen ser espesas y también más prologadas de lo normal, denotan vitalidad, energía y constancia ante las dificultades.








Largas: las presentan quienes tienen gran capacidad de esfuerzo continuado y equilibrio.

Cortas: revelan inestabilidad e interés por los detalles.

Arqueada y ascendente: son las que más se encuentran entre los diplomáticos y la gente espontánea que usualmente se dedica a las relaciones públicas.

Arqueadas de forma descendente: son las cejas propias de los héroes, corresponden siempre a personas valientes y arriesgadas que no temen poner su vida en peligro si es por una causa que ellos consideran justa.

Próximas: se observan en personas de espíritu inquieto y una cierta inclinación a la tristeza, esta característica se acentúa cuando las cejas se encuentran más cerca.

Horizontales: indican cierta autoridad sobre otros, es la típica de los generales y de los responsables empresariales o gubernamentales.

Descendentes hacia las sienes: son las propias de las personas tímidas, de una sensibilidad especial y carácter más suave.

Ascendentes hacia las sienes: son las cejas de las personas astutas y ambiciosas, que pueden llegar muy lejos siempre y cuando se cuiden de ser egoístas.

Próximas a los párpados:
las que las tienen así se caracterizan por su iniciativa y resolución.












Elige la imagen que te parezca mas atractiva y lee su significado. Elige el camino con este test de personalidad:




1. Eres una persona muy romántica:
Tus cualidades son: la bondad, la generosidad, la comunicación y tu amor sincero hacia los demás.

Tu forma de ser hace que te intereses por las otras personas y sus necesidades, parece que los adoptas.
Tu principal reto es reconocer tus limites, pues en algunos casos por ayudar desinteresadamente a otros, llegas incluso a descuidar tus propias necesidades. Identifica y respeta tus límites.


2. Con visión de futuro:
Eres una persona que se caracteriza por su gran capacidad para soñar y planear el camino que debes recorrer hacia tus sueños, aunque algunas veces te cueste mucho alinear tu trabajo con tus expectativas.
Estas llena de talentos maravillosos pero es preciso que administres mejor tu tiempo, pues en tu vida hay muchas distracciones que te hacen perder del camino y te impiden alcanzar tus metas.

3. Lo tuyo es el Éxito:
Tienes clarisimas tus metas y propósitos en la vida y no descansas hasta lograrlos.
Eres un juez muy duro contigo mismo y aunque tengas los mas grandes de los éxitos, te reprochas por no haber hecho más, obligándote a trabajar más allá de lo que aguantas, propiciando cuadros de estrés e incluso enfermedades físicas.
Tu principal reto es aceptar que eres una persona maravillosa que hace cosas maravillosas.
Aprende a valorar tus logros, incluso los más pequeños y avanza con decisión pero con tranquilidad hacia tus más grandes metas.








4. La Alegría es tu forma de vida:
Te caracterizas por ser una persona que considera que la vida merece ser vivida con alegría y lo manifiestas de múltiples maneras: en tus ideas, en tu vestimenta, en tu trabajo.
Posees una capacidad observadora que te convierte en una persona con una sensibilidad y talento especial para la creatividad y las artes.
Te sientes a gusto en lugares donde se te permite ser tú mismo y te ahogas y aburres con facilidad en los lugares que limitan tu capacidad creativa.
Al mismo tiempo tu sensibilidad te genera frecuentes altibajos emocionales y es justo ahí donde está tu gran reto: expresar con honestidad tus emociones te ayudará a entenderlas mejor y a liberarte de su peso excesivo.

5. Eres Libre:
Sin duda te caracterizas por ser una persona libre, con espíritu de aventura y con una pasión por conocer, explorar y vivir.
Tu posesión más preciada es tu libertad y por esta razón puedes presentar miedo hacia los compromisos, es justamente ahí donde está tu gran reto.
Asumir compromisos no limitará tu libertad, de hecho en tu caso, asumir compromisos te ayudará a crecer.
Un buen comienzo seria definir cuáles son tus grandes sueños en la vida y que vayas con decisión por ellos, asumiendo las responsabilidades que sean necesarias.

6. Inteligencia racional:
Te apasionan las ideas, la información y el intelecto.
Te interesa descubrir por qué las cosas son como son: por qué funciona el mundo, ya sea el cosmos, el mundo animal, el mundo microscópico o el mundo interior de tus pensamientos. Disfrutas las conversaciones profundas y que le aportan a tu vida.
Tu principal reto es a nivel social: si bien no todas las personas son tan inteligentes o tan interesantes como tú, todas tienen algo que aportarle a tu vida.
Te sorprenderán las personas e ideas maravillosas que llegarán a tu vida cuando decidas ser más tolerante y comprensivo con los demás.













Si al final de la vida te presentaran estos seis arcos, ¿cuál elegirías cruzar? Escoge el primero que se te ocurra y lee el significado que corresponda.

1.- Tu camino es liberador. Tú eres el tipo de persona que necesita una gran cantidad de espacio. Necesitas libertad para hacer las cosas a tu manera. Prefieres tu camino, especialmente uno con un sinfín de posibilidades y rutas. Te disgusta sentirte bajo presión. Eres muy independiente y hasta rebelde, pero que no te gusta la confrontación. Tienes más probabilidades de resistir pasivamente a alguien o algo. Odias la prisa y prefieres tomar todo el tiempo que sea necesario para disfrutar de la vida, a tal punto que sueles olvidar prestar atención sobre ti mismo.

2.- Tu camino es privado, íntimo, exclusivo… Tú eres el tipo de persona que prefiere viajar sola. Disfrutas de observar, pensar y resolver todos los problemas en tu cabeza. Prefieres un camino hecho a tu manera aunque éste sea complejo en relación con los de otras personas. Puedes ver otras cosas una vez que llegues a tu destino, pero primero necesitas un tiempo de observación silente. Eres muy original y perspicaz. Te ves en el mundo a través de una sola lente, y otros pueden beneficiarse de tu perspectiva. Disfrutas de la soledad e igualmente te llevas bien con la gente, siempre y cuando te hayas toma tiempo para conocerla. Eres muy comprensivo.

3.-Tu trayectoria, tu recorrido, tu camino es de colores. Eres una persona muy comprometida. Te gusta ser una parte del mundo… y disfrutas experimentar de todo. Tu camino ideal está lleno de color, emoción y belleza. Para ti es más importante disfrutar del viaje que llegar a un destino. Eres una persona muy curiosa a quien le emociona aprender siempre más. Te encanta iniciar conversaciones y hacer muchas preguntas. Eres inteligente y perspicaz. Te complace hacer reír a la gente.








4.- Tu camino es ¡emocionante! Estás en continuo movimiento, vas siempre hacia adelante en tu vida, a menudo hacia lo desconocido. Sigues adelante sin detenerte a pensar en las consecuencias, lo harás más tarde… Tu camino ideal es impredecible y tal vez incluso un poco temerario e incluso misterioso y enigmático. Todo lo desconocido le atrae. Puedes ser un rompedor de reglas y hasta un poco descuidado. Eres conocido por lanzarte de cabeza a lo que deseas, en general, funciona bien para ti. Eres una persona muy espontánea y te apasiona la búsqueda de emociones. Aprovechas y utilizas de la mejor manera cuanto la vida te ofrece, disfrutas de todo lo que este planeta te obsequia.

5.- Tu camino es acogedor. Eres una persona que busca mantenerse en paz y disfrutarla, no te gusta que te molesten. Tu camino es claro y agradable. Si bien quieres disfrutar del viaje, también deseas saber en lo que te estás metiendo. Tan pronto como te sea posible, elegirás la opción que consideres más fácil. Partes de la premisa de que la vida es bastante difícil como para buscarse más complicaciones. La gente te reconoce como una persona tan coherente como realista.

6.- Tu camino es tranquilo. Disfrutas y valoras la soledad en todas las etapas de tu vida. Puedes pasar largos períodos de tiempo en soledad sin llegar a sentirte solo. Tu camino ideal es uno que sea muy tranquilo y silencioso. Quieres comprender y absorber todo cuanto hay a tu alrededor sin sentirte abrumado. Buscas el sentido a todos los aspectos de la vida, exploras el significado de los signos que encuentras en tu camino. Vives con intencionalidad y determinación, tanto en la acción como en el pensamiento. Te disgustan las multitudes pero disfrutas de la gente. Tienes especial predilección por las relaciones auténticas, prefieres la profundidad a los encuentros casuales.













Imagina que tienes la posibilidad de viajar a uno de estos seis ríos. Las características del río que elijas (su paisaje, su forma, sus colores) podrían revelar aspectos de tu vida y de tu personalidad.

Observa los ríos y elige tu favorito. Después lee su significado.

1. Amistosa y bondadosa: Eres una persona realmente afectuosa, servicial y generosa que te caracterizas por tu entrega absoluta a las personas que más quieres y por tu manera incondicional de dar, ya se trate de sentimientos y acciones (amor, compañía, amistad, apoyo) o de bienes físicos y materiales. Es posible que este hábito te lleve a negar y desatender muchas de tus propias necesidades mientras intentas ayudar a los demás y es justamente ahí donde está tu gran reto. Ser generoso es importante, sin embargo, también es esencial cuidar de ti mismo. Aprende a recibir y permítete disfrutar de toda la abundancia que el universo está dispuesto a brindarte y recuerda que si quieres ayudar a otras personas, es fundamental que tú estés satisfecho, pleno y feliz.

2. Inspirada y creativa: Eres una persona que se caracteriza por su creatividad y emocionalidad. Eres muy sensible y comprensiva y gracias a estas habilidades puedes desarrollar lazos de amistad muy fuertes con las personas y te conviertes en gran amiga y confidente a quien los demás buscan cuando necesitan una palabra de apoyo o sencillamente compañía sincera, pues las otras personas ven muchos talentos y virtudes en ti, que paradójicamente a ti te cuesta mucho ver, y es justamente ahí donde está tu gran reto. Tu sensibilidad y forma de ver el mundo te han dotado de talentos maravillosos, que probablemente tu ignoras, pero están ahí a la espera que te apoderes de ellos. Cree más en ti y reconoce y aprecia todas las virtudes que hacen parte de tu vida. En ese momento sentirás como tu vida se abre a un mundo de posibilidades maravillosas.

3. Intensa y entusiasta: Eres una persona que se caracteriza por su capacidad de mantener una sonrisa y una visión positiva del mundo y de la vida, más allá de las circunstancias. Piensas que el mundo es un lugar lleno de oportunidades maravillosas y por esta razón siempre estás haciendo planes de todo lo que quisieras llegar a hacer (viajes, compras...). La mayor parte del tiempo tu mente mantiene ocupada proyectando cosas en el futuro y por esta razón te cuesta tanto ubicarte plenamente en el presente y aprovechar el tiempo de manera adecuada, y es justamente ahí donde está tu gran reto. Pensar y planear sobre el futuro es maravilloso, pero recuerda que el futuro no es más que una consecuencia de todo lo que hagas en tu presente. Aprovecha plena e intensamente cada segundo que la vida te ofrece, trata de disfrutar y trabajar más en tu presente y veras como cada nuevo día próspero y feliz se ira construyendo de manera natural.








4. Observadora y analítica: Te caracterizas por ser una persona que valora muchísimo el conocimiento, entendimiento, generar ideas y a tener algo insólito e ingenioso que decir. Disfrutas investigar, hacer preguntas y siempre sientes la necesidad de buscar la verdad. También podrías llegar a ser poco tolerante con las personas (lo cual te podría generar problemas) y es justamente ahí donde radica tu gran reto. Recuerda que la humildad es la base de toda verdadera grandeza y que todo gran talento conlleva una gran posibilidad. Intenta mirar en el corazón de los demás y entiende que cada persona en el mundo libra sus propios desafíos de la mejor manera en que le es posible; eso te ayudará a tratar a las personas con más paciencia, tolerancia, gentileza y amor, y en ese momento tu vida se hará más sencilla, plena y feliz, pues la vida recompensa de manera extraordinaria a quienes dan amor de manera extraordinaria.

5. Diligente y competente: Te caracterizas por ser una persona activa, eficiente y trabajadora que no descansa hasta conseguir todo aquello que se propone. Sabes lo bueno que es desarrollarse y aportarle al mundo todo tu brillo y tu talento. También te caracterizas por trabajar mucho (muchas veces más allá de tus limites) generando episodios de estrés, dolores de cabeza e incluso afectando tu salud física y emocional. Recuerda que es maravilloso cumplir con tus objetivos, pero que también es fundamental tener salud y estar rodeado de personas amorosas que celebren contigo tus triunfos. Establecer un sano equilibrio entre tus obligaciones y tu tiempo para ti, para tu bienestar y para las personas que quieres te ayudará mucho, te hará sentir más satisfecha y feliz e incluso le aportará a mejor la calidad de tu vida y tu trabajo.

6. Organizada y precavida: Eres una persona prudente que aplica constantemente aquel refrán de “más vale prevenir que curar” y cuya principal característica es la lealtad a las personas, pero es probable que esta lealtad sea el resultado de tu necesidad de crear una base sólida de respaldo, porque también podrías ser una persona ansiosa y un poco desconfiada. Es probable que te preocupes mucho por acontecimientos futuros y que la mayor parte de tu tiempo estés haciendo cosas para obtener seguridad a largo plazo y es justamente ahí donde radica tu gran reto. Es fundamental que aprendas a creer en ti y a confiar en tus talentos y habilidades, pues tu esencia es ser activo, valiente y líder. De este modo tu vida se tornará más tranquila, plena y llena de triunfos y momentos de paz y felicidad.














"Un día, cuando mis hijos estén lo suficientemente crecidos para entender la lógica que motiva a los padres y madres, yo habré de decirles:" - Los amé lo suficiente como para haberles preguntado a dónde iban, con quién iban y a qué hora regresarían.

- Los amé lo suficiente para no haberme quedado callado y para hacerles saber, aunque no les gustara, que aquél nuevo amigo no era buena compañía.

- Los amé lo suficiente para hacerles pagar las golosinas que tomaron del supermercado o las revistas del expendio, y hacerles decir al dueño: Nosotros nos llevamos esto ayer y queremos pagarlo.

- Los amé lo suficiente como para haber permanecido de pie dos horas, junto a ustedes, mientras limpiaban su cuarto, tarea que yo habría hecho en 15 minutos.

- Los amé lo suficiente para dejarles ver además del amor que sentía por ustedes, la decepción y también las lágrimas en mis ojos.

- Los amé lo suficiente para dejarlos asumir la responsabilidad de sus acciones, aún cuando las penalidades eran tan duras que me partían el corazón.

- Y ante todo, los amé lo suficiente para decirles NO, cuando sabía que ustedes podrían odiarme por eso (y en algunos momentos sé que me odiaron).

Ésas eran las batallas más difíciles de todas. Estoy contento, vencí... porque al final ustedes ganaron también!!!

Y cualquiera de estos días, cuando mis nietos hayan crecido lo suficiente para entender la lógica que motiva a los padres y madres, cuando ellos les pregunten si sus padres eran malos, mis hijos les dirán:

"Sí, nuestros padres eran malos. Eran los padres más malos del mundo... Los otros chicos comían golosinas en el desayuno y nosotros teníamos que comer cereales, huevo y tostadas. Los otros chicos bebían gaseosas y comían papas fritas y helados en el almuerzo y nosotros teníamos que comer arroz, carne, verduras y frutas.








Mamá y Papá tenía que saber quienes eran nuestros amigos y que hacíamos con ellos.

Insistían en que le dijéramos con quién íbamos a salir, aunque demoráramos apenas una hora o menos. Ellos nos insistían siempre para que le dijéramos siempre la verdad y nada más que la verdad. Y cuando éramos adolescentes, no sé cómo, y hasta conseguían leernos el pensamiento.

¡Nuestra vida sí que era pesada!

Ellos no permitían que nuestros amigos nos tocaran el claxon para que saliéramos; tenían que bajar, tocar la puerta y entrar para que ella los conociera.

A los 12 años, todos podían volver tarde por la noche, nosotros tuvimos que esperar como hasta los 16 para poder hacerlo, y aquellos pesados se levantaban para saber si la fiesta había estado buena (sólo para ver en qué estado nos encontrábamos al volver).

Por culpa de nuestros padres, nos perdimos inmensas experiencias en la adolescencia.

Ninguno de nosotros estuvo envuelto en problema de drogas, robos, actos de vandalismo, violación de propiedad, ni estuvimos presos por ningún crimen.

¡TODO FUE POR CULPA DE ELLOS!

Ahora que somos adultos, honestos y educados, estamos haciendo lo mejor para ser "PADRES MALOS", como fueron nuestros padres.

YO CREO QUE ESTE ES UNO DE LOS MALES DEL MUNDO DE HOY:

¡¡NO HAY SUFICIENTES PADRES MALOS!!

¡Aquéllos que ya son padres, que no se culpen, y aquéllos que lo serán, que esto les sirva como una alerta!










¿Cómo es el hombre que las mujeres queremos?

Un hombre así... sólo eso, un HOMBRE... He encontrado a mi paso amigos, enemigos, conocidos, científicos, intelectuales, pacifistas, machistas, pero aún mi pesquisa por lo que más yo deseo... “el Hombre”.

“Un hombre Que no tema a la ternura, que se atreva a ser débil cuando necesite detenerse, o recobrar fuerzas para la lucha diaria, que no piense que al amarse lo derroto o que al amarlo se aniquila.

“Un hombre” Que me proteja de los demás y de mí misma, que conociendo mis errores, los acepte y me ayude a corregirlos.

“Un hombre” Que quiera y sepa reconocer mis valores espirituales y sobre ellos pueda construir todo un mundo, que nunca me rebaje con su trato.

“Un hombre”

Que con cada amanecer me ofrezca una ilusión, que aliente nuestro amor con delicadeza para que una flor entregada con un beso tenga más valor que una joya.





“Un hombre” con el que pueda hablar, que jamás corte el punto de comunicación antes que me atreva a decir cuanto pienso sin temor de que me juzgue y se ofenda y que sea capaz de decírmelo todo, incluso que no me ama.

“Un hombre” Que tenga siempre los brazos abiertos para que yo me refugie en ellos cuando me sienta amenazada e insegura, que conozca su fortaleza y mi debilidad; pero jamás se aproveche de ello.

“Un hombre” Que tenga abierto los ojos a la belleza, a quien domine el entusiasmo y ame intensamente la vida, para quien cada día sea un regalo inapreciable que hay que vivir plenamente aceptando el dolor y la alegría con igual serenidad.

“UN HOMBRE” Que no tenga miedo de amar, ni que se envanezca porque es amado, que goce el minuto como si fuera el último, que no viva esperando el mañana porque tal vez nunca llegue.



Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!