El cáncer de la vulva es raro pero altamente maligno. Es una enfermedad de la zona genital femenina externa, es decir de los labios vaginales y del clítoris. Los primeros síntomas son el picazón y pequeños nódulos o llagas que son perceptibles mientras realizar actividades de higiene personal normal. Por lo general se diagnostica en mujeres mayores que fuman. Casos más avanzados de cáncer de vulva se observan en mujeres con estatus social inferior. En la medicina hay dos tipos de este tipo de cáncer:
Tipo mucho menos común, que afecta a las mujeres alrededor de los 50 años de edad, asociado con el VPH. Tiene forma de llagas, así como de cambios de color rojo, rosado o blanco.
El cáncer que se desarrolla en mujeres de más de 70 años de Es un nódulo sin dolor, y se desarrolla mejor en los cambios de la mu cosa y piel de la vulva.

Típicamente, el desarrollo del cáncer lo preceden cambios que se producen en el epitelio, médicamente conocidos como neoplasia endotelial. En las mujeres que regularmente acuden al ginecólogo, los cambios se notan casi de inmediato. La intervención médica temprana causa que no incremente el número de células cancerosas. A menudo el desarrollo de este tipo de cáncer es multifocal. Como los primeros síntomas no son graves, a menudo se los descuida. En las etapas posteriores de la enfermedad pueden aparecer sangrados, dolores al orinar o al estar sentado.

Este tipo de cáncer es poco frecuente. Según los últimos datos, en Polonia una de cada 100.000 mujeres padece del cáncer de vulva. Afecta sobre todo a las mujeres de edad avanzada y representa menos del uno por ciento de todos los tumores malignos que afectan principalmente a mujeres. Curiosamente la mayoría de los casos se observan en los países conocidos como altamente desarrollados.








Para diagnosticar el cáncer, un ginecólogo toma frotis de los cambios y luego se los somete a más pruebas. Sin embargo, a menudo sucede que las mujeres reportan un problema cuando ya es demasiado tarde. Vienen al médico cuando los cambios son grandes y ha habido una metástasis.

Este tipo de cáncer normalmente se trata con métodos drásticos como la escisión de los labios vaginales junto con el tumor y un amplio margen de tejidos sanos. Por eso, antes de tomar una decisión sobre el tratamiento, en la paciente se realiza una serie de pruebas, como la ultrasonografía, análisis de sangre, o citología cervical para comprobar si no ha habido metástasis. También se aplica la radioterapia y, con menos frecuencia, la quimioterapia, porque este tipo de cáncer es resistente a ella. El tratamiento y la convalecencia generalmente las dificultan la edad de la paciente y la coexistencia de otras enfermedades.

En el caso de detección temprana del cáncer, el pronóstico es muy bueno. El problema es la tendencia a la recaída, por eso la mujer después de la cirugía debe estar bajo el cuidado de un médico. El pronóstico lo empeoran las metástasis, así como un pequeño margen quirúrgico.












TE RECOMENDAMOS VER ESTE VÍDEO:








Mis querid@s niet@s: 

Con amor y con todo este inmenso sentimiento que despiertan
 en mi corazón, hoy les escribo esta carta, esperando que el 
día que la lean encuentren en ella una parte de mi ser, 
de mi alma y de mi corazón, porque es mucho lo que l@s amo. 

Es mucho lo que alberga mi corazón hacia ustedes, mis querid@s niet@s, que me fortalecen con su hermosa sonrisa y sus ansias de vivir. Ustedes son la parte más hermosa de mi existencia, porque llegaron al mundo a darme esa felicidad que tanto me hacía falta. Me han dado ese caudal de emociones que hace que mi corazón se inunde de amor y de ternura...

Y cada amanecer le agradezco a Dios el haberme permitido conocerles, el haberme permitido abrazarles... porque la vida sin ustedes sería vacía, triste y escasa de motivos para seguir adelante.

¡Cuánto amo verles reír y jugar! 
Pero más amo ese momento en que se acercan a mí y me 
dicen:  “abuela, te amo y te extraño...” 
Eso es lo que más me hace sentir el deseo de seguir adelante. 
Su amor es el motor de mi vida. Su amor es lo que me alimenta cada día... 

Mis querid@s niet@s: 

El tenerles le da vida a mi vida y mi anhelo es, sobre todo, 
verl@s felices. 



Autor; Shoshan






El semáforo se puso amarillo justo cuando él iba a cruzar en su automóvil y, como era de esperar, hizo lo correcto: se detuvo en la línea de Paso para Los peatones, a pesar de que podría haber rebasado la luz roja, acelerando a través de la intersección. La mujer que estaba en el automóvil detrás de él estaba furiosa. Le tocó la bocina por un largo rato e hizo comentarios negativos en alta voz, ya que por culpa suya no pudo avanzar a través de la intersección… y para colmo, se le cayó el celular y se le regó el maquillaje.

En medio de su pataleta, oyó que alguien le tocaba el cristal del lado. Allí, parado junto a Ella, estaba un policía mirándola muy seriamente. El oficial Le ordenó salir de su coche con Las manos arriba, y la llevó a la comisaría donde la revisaron de arriba abajo, Le tomaron fotos, Las huellas dactilares y la pusieron en una celda.


Después de un par de horas, un policía se acercó a la celda y abrió la puerta. La señora fue escoltada hasta el mostrador, donde el agente que la detuvo estaba esperando con sus efectos personales:
– “Señora, lamento mucho este error”, Le explicó el policía.



“Le mandé a bajar mientras usted se encontraba tocando bocina fuertemente, queriendo pasarle por encima al automóvil del frente, maldiciendo, gritando improperios y diciendo palabras soeces. Mientras la observaba, me percaté que su carro tiene en su bumper un sticker que dice ‘¿Qué haría Jesús en Mi lugar?’, su tablilla tiene un borde que dice ‘Yo escojo la Vida’, otro sticker que dice ‘Sígueme el Domingo a la Iglesia’ y, finalmente, el emblema cristiano del pez. Como es de esperarse, supuse que el auto era robado.”
Esta reflexión muestra la importancia de ser coherentes entre lo que creemos y lo que hacemos. Para ser cristiano no basta con ir a la Iglesia Los domingos o leer la Biblia de vez en cuando, porque el cristianismo es un estilo de vida: el estilo de vida de Jesús… Así que la próxima vez que vayas en el auto, o de compras al supermercado, o te encuentres atendiendo algún cliente, recuerda que el mundo te está mirando y espera ver a Jesús en ti.


Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!