¿Qué es cáncer de cuello uterino (cervical)?

El cáncer de cuello uterino se origina en las células que revisten el cuello del útero. El cuello del útero es la parte inferior del útero (la matriz). Algunas veces se le llama cérvix uterino. El cuerpo del útero (parte superior) es el lugar donde se desarrolla el feto. El cuello uterino conecta el cuerpo del útero con la vagina (el canal por donde nace el bebé). La parte del cuello uterino más cercana al cuerpo del útero se llama endocérvix. La parte próxima a la vagina, es el exocérvix (o ectocérvix). Los dos tipos principales de células que cubren el cuello del útero son las células escamosas (en el exocérvix) y las células glandulares (en el endocérvix). El punto en el que estos tipos de células se encuentran se llama zona de transformación. La ubicación exacta de la zona de transformación cambia a medida que envejece y al dar a luz. La mayoría de los cánceres de cuello uterino se origina en las células de la zona de transformación.





Signos y síntomas del cáncer de cuello uterino:


Las mujeres con cánceres de cuello uterino en etapa temprana y pre-cánceres usualmente no presentan síntomas. Los síntomas a menudo no comienzan hasta que un pre-cáncer se torna en un cáncer invasivo verdadero y crece hacia el tejido adyacente. Cuando esto ocurre, los síntomas más comunes son:
Sangrado vaginal anormal, tal como sangrado después de sostener relaciones sexuales (coito vaginal), sangrado después de la menopausia, sangrado y manchado entre periodos y periodos menstruales que duran más tiempo o con sangrado más profuso de lo usual. El sangrado después de una ducha vaginal o después del examen pélvico es un síntoma común del cáncer de cuello uterino, pero no de precáncer.
Una secreción vaginal inusual (la secreción puede contener algo de sangre y se puede presentar entre sus periodos o después de la menopausia).
Dolor durante las relaciones sexuales (coito vaginal).

Estas señales y síntomas también pueden ser causados por otras condiciones que no son cáncer de cuello uterino. Por ejemplo, una infección puede causar dolor o sangrado. Aun así, si usted presenta cualquiera de estos problemas, debe consultar inmediatamente a su médico (aunque se haya estado haciendo regularmente las pruebas de Papanicolaou). Si es una infección, necesitará tratamiento. De ser cáncer, ignorar los síntomas puede permitir que el cáncer progrese a una etapa más avanzada y que se reduzcan sus probabilidades de un tratamiento eficaz.

Lo mejor es que no espere a que aparezcan los síntomas. Hágase regularmente las pruebas.




TE RECOMENDAMOS VER ESTE VÍDEO:






La vagina y la vulva son órganos sumamente complicados, porque al ser internos y externos están en contacto con bacterias buenas y malas, bacilos que la protegen, pero por ser un ambiente cálido y húmedo son el lugar perfecto para que en ella se desarrollen infecciones, por lo cual es importante estar atento a lo que nos hace bien y lo que no.

Una mujer que no posee una buena salud vaginal presentara los siguientes síntomas:



Dolor intenso en el vientre.
Ardor y picazón en la vulva y la vagina.
Grandes cantidades de descarga.
Membranas inflamadas rojas dolorosas agonizantes mucosas.
Aparición de lesiones.
Mal olor.
El sangrado anormal.
Sangrado después de las actividades sexuales.
Vagina seca.





Como evitar las infecciones vaginales:

Proteger equilibrio del pH vaginal sin duchas vaginales.
Consulte a su ginecólogo para la atención preventiva.
Mantener una dieta saludable para la salud vaginal.
Evite los alimentos procesados.
Evite los antibióticos si se puede.
Tratar las infecciones cuando se plantean.
Elige la ropa con cuidado para no mojarse, algodón preferiblemente.
Enjuague con agua solamente o un jabón exclusivamente para uso intimo.
Tenga cuidado con el jabón.
Debes mantener siempre secas tus partes intimas.

TE RECOMENDAMOS VER ESTE VÍDEO:


Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!