La onicomicosis, como se conoce científicamente la afección que causa hongos en las uñas, es una condición que afecta las uñas que están lesionadas o expuestas con frecuencia a ambientes húmedos.

Entre las especies de hongos que más lo producen está la Candida, la cual se prolifera en las capas de las uñas, aumentando su grosor y causando alteraciones de color, que van desde negro a verde, o el clásico tono amarillento.

Cuando se da de forma leve, es común que para muchos pase desapercibido por la falta de síntomas; no obstante, esta puede avanzar y provocar dolor, deformidad e incluso pérdida de la uña.

Por fortuna, hay una serie de soluciones naturales que permiten acelerar su recuperación y mejorar su apariencia.

En esta ocasión queremos compartir las 6 más simples para que no dudes en aplicarlas cada vez que lo consideres necesario. ¡Pruébalas!

1. Vinagre de manzana y peróxido de hidrógeno:


La combinación de vinagre de manzana y peróxido de hidrógeno hace un poderoso remedio antifúngico que elimina los hongos en las uñas de las manos y los pies.

Sus propiedades se complementan con el alcohol a 90% de concentración, un agente antibiótico y antiséptico que combate miles de variedades de microorganismos.


Ingredientes:
¼ de taza de vinagre de manzana (62 ml)
¼ de taza de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) (62 ml)
2 cucharadas de alcohol a 90% de concentración (20 ml)



Incorpora todos los ingredientes en un recipiente de vidrio, agítalos y déjalos concentrar unas horas.
Pasado el tiempo necesario, sumerge un trozo de algodón en el producto y frótelo sobre las uñas varias veces al día.
Sigue el tratamiento todos los días y conseguirás resultados en poco tiempo.




2. Ajo:

El ajo es uno de los antimicrobianos naturales más efectivos en cuanto al tratamiento de los hongos en las uñas.
Si bien se puede aplicar de forma directa, también puede aprovecharse a través de un baño para los pies.


Ingredientes:
10 dientes de ajo
2 tazas de agua (500 ml)

Tritura los 10 ajos y viértelos en una olla con dos tazas de agua.
Llévalo a ebullición y permite que se realice una decocción durante 3 o 5 minutos y retíralo.
Cuando esté a una temperatura soportable, introduce los pies y déjalos unos 20 minutos.
Repite el proceso 3 veces a la semana.

3. Yogur natural:

El yogur natural cuenta con cultivos activos de bacterias que alteran el ambiente que necesitan los hongos para proliferarse.

Ingredientes:
½ taza de yogur natural (120 g)
1 pincel

Con la ayuda de un pincel limpio, aplica una cantidad generosa de yogur natural sobre la uña afectada.
Déjalo secar y retira los excesos con un paño húmedo.
Repite el remedio todos los días, hasta tres veces al día.

Recuerda que también puedes añadir yogur en tu dieta para que sus probióticos refuercen las defensas y prevengan otros tipos de infecciones fúngicas.

4. Aceite esencial de árbol de té:

El aceite esencial de árbol de té es un producto muy utilizado en el tratamiento de las infecciones microbianas externas.

Sus propiedades antisépticas, antiinflamatorias y antifúngicas detienen el crecimiento de los hongos y mejoran el estado de la uña.

Ingredientes:
3 gotas de aceite esencial de árbol de té
1 trozo de algodón

Aplica las gotas de aceite de árbol de té sobre la uña afectada, y espárcelo con la ayuda de un trozo de algodón.
Procura adquirir una concentración al 100% para que sus resultados se noten en pocos días.
Úsalo hasta sanar por completo la uña.




5. Vicks VapoRub:

El Vicks VapoRub es un ungüento utilizado en el tratamiento de varios de los síntomas de las afecciones respiratorias.

Lo que muy pocos saben es que también cuenta con cualidades antimicrobianas que favorecen la recuperación de las uñas infectadas por hongos.

Ingredientes:
Vicks VapoRub (el necesario)
1 vendaje

Aplica el Vicks VapoRub sobre la uña afectada y cúbrela con un vendaje.
Pasadas 6 horas, aplica VapoRub fresco y vuelve a cubrir.
Sigue este mismo proceso hasta notar el cambio.

6. Sal:

Además de sus usos culinarios, la sal es un ingrediente con propiedades antifúngicas que podemos aprovechar como remedio contra esta condición.

Ingredientes:
1 cucharadita de sal (5 g)
5 gotas de limón

Humedece la sal con unas gotas de limón y aplícala de forma directa sobre la uña afectada.
Déjalo reposar 30 minutos y enjuaga.
Repite a diario.

Estos sencillos remedios caseros inhiben el crecimiento de los hongos para evitar que deterioren las uñas.

Ten en cuenta que en todos los casos los resultados tardan un poco en notarse y solo se obtienen si se utilizan de manera continua.

TE RECOMENDAMOS VER ESTE VÍDEO:





La vulvodinia significa "dolor en la vulva". Es una molestia crónica que puede tomar la forma de ardor y cualquier combinación de dolor, irritación, prurito y/o dispareunia (dolor en el momento de la penetración). El dolor puede ser focal o difuso, profundo o superficial y la intensidad varía de moderada a intensa.
La vulvodinia es un problema ginecológico que afecta a muchas mujeres y se manifiesta en forma de dolor e irritación en la vulva. 
Se trata de un dolor constante que puede afectar a toda la vulva o sólo a la zona de la abertura vaginal. Las causas de la vulvodinia son desconocidas, por lo que es un trastorno muy difícil de diagnosticar. 

Síntomas de la vulvodinia: 
Muchas mujeres sufren vulvodinia durante mucho tiempo sin atreverse a ir al médico. Los síntomas son extremadamente molestos, pues consisten en dolor, hinchazón, irritación o ardor. A veces desaparecen los síntomas y vuelen a aparecer poco tiempo después. En ocasiones, el malestar se presenta tras un contacto con el área de la vulva, como al colocarse un tampón, al hacer algún tipo de ejercicio, como bicicleta, o durante las relaciones sexuales. Pero cuando el problema es crónico, el dolor y las molestias pueden sentirse en todo momento, en cualquier posición y sin necesidad de estar realizando ninguna actividad. 
Por eso, si la vulvodinia se vuelve crónica puede ocasionar graves alteraciones de la vida diaria. El temor a mantener relaciones sexuales puede llegar a provocar vaginismo y el dolor continuado puede llegar a desarrollar un estado depresivo. En esta situación se hace necesario acudir al médico. El problema no es únicamente que muchas mujeres esperen hasta que la vulvodinia se ha convertido en un trastorno crónico. 
El verdadero problema es que la vulvodinia es tan difícil de diagnosticar que aunque se acuda a un especialista durante los primeros síntomas, éste no tiene capacidad de tratarla. Y probablemente la paciente esté un largo tiempo probando tratamientos hasta descubrir el verdadero problema.




Cómo tratar la vulvodinia: 

Los tratamientos de la vulvodinia son variados, al igual que lo son sus causas. Aunque no se conoce con certeza qué origina la vulvodinia, sí se han determinado algunos factores que podrían ser sus causantes: factores genéticos, infecciones, alergias, cambios hormonales, traumatismos o cirugías en la zona. 

En ocasiones el tratamiento puede consistir únicamente en un cambio en la dieta, eliminando determinados alimentos que contienen oxalatos y producen irritación al orinar. Otras veces se pueden recomendar ciertos medicamentos como antidepresivos, y en muy pocos casos habrá que llegar a la cirugía. 
Son muy eficaces las terapias basadas en ejercicios que fortalecen los músculos pélvicos y los vaginales. Y se recomienda en todo caso extremar la higiene íntima. 
Los especialistas sugieren algunas pautas para paliar en lo posible las molestias de la vulvodinia mientras dure el tratamiento, como pueden ser evitar la ropa muy ajustada, usar ropa interior de algodón, evitar los lavados vaginales, usar lubricante en las relaciones sexuales o no practicar determinados deportes que ejerzan presión sobre la zona de la vulva. 

Como los factores que desencadenan la vulvodinia son muchos, su diagnóstico es complicado y puede llevar meses establecer un tratamiento adecuado. Es por eso fundamental una total colaboración entre médico y paciente para llegar cuanto antes al origen del problema. 

Los remedios caseros y las medidas de auto-cuidado para la vulvodinia pueden traer el alivio esperado para muchas mujeres. 

Algunas medidas de cuidados personales para aliviar el dolor de la vulvodinia incluyen:

Enjuagar la zona vaginal con agua fría, sobre todo después de la micción y de la actividad sexual.
Sumergirte en baños fríos o calientes, también puedes sumergir sólo la zona afectada. 
El uso de bolsas de hielo tópicas envueltas en una toalla. 
El uso de almohadillas calientes o esterillas eléctricas, también puede ayudar a algunas mujeres. 
El uso de jabones sin perfume, suaves y con ph neutro. 
El uso de papel higiénico blanco sin perfume. 
El uso de ropa interior de algodón blanca. 
El uso de ropa holgada y evitar las medias o pantimedias. 
Evitar piscinas o jacuzzis con agua clorada. 
El uso de lubricantes solubles en agua durante la relación sexual.
Evitar actividades como ir en bicicleta o similares que ejerzan presión sobre el área de la vulva. 
Mantener el área vulvar limpia y seca. 
Evitar los alimentos que pueden hacer que la orina sea más irritante para la piel de la zona genital. Estos alimentos incluyen las judías, bayas, nueces y chocolate. 
Los antihistamínicos sin receta pueden ayudar a reducir la picazón, especialmente durante la noche. 



 

TE RECOMENDAMOS VER ESTE VÍDEO:






































Cuando adelgazamos, nuestro deseo mas ferviente es que no recuperemos esos kilos que hemos adelgazado... Bueno les tengo una noticia muy buena, con este potente té de cúrcuma y limón adelgazamos y nos mantenemos en línea. 

 La cúrcuma es una raíz utilizada como condimento, y una gran aliada para bajar de peso, tiene un potente poder antioxidante, antiséptico y anti-inflamatorio. Es muy utilizada en la gastronomía India.

Tan solo una porción diaria de cúrcuma puede proporcionarte diversas propiedades saludables y un excelente potencial para bajar de peso, es un alimento que no debe faltar en la dieta diaria debido a que que te limpia de toxinas y te protege de las enfermedades. 



Por otro lado, el limón remueve la grasa de la sangre de nuestro cuerpo. Además, es un diurético natural y refuerza nuestro sistema inmunológico. Contiene mucha fibra y actúa eficazmente para combatir antojos y ayuda a saciar el hambre en el día. Además, nos da una digestión muy buena brindándole estimulación al hígado. Por lo tanto, si mezclamos limón y cúrcuma lograremos muchísimos beneficios más… y como resultado tendríamos una fuerte bebida anti-inflamatoria para bajar esos kilos de más y acelerar la digestión. 

Limón y cúrcuma para bajar de peso:
Coloca en una taza de agua caliente ¼ de cucharadita de cúrcuma.
 El jugo de ½ limón.
Una pizca de canela.
1/8 de cucharadita de miel pura. 

Posteriormente revuelve estos ingredientes muy bien debido a que la cúrcuma queda en el fondo, por ello, asegúrate de mantener la preparación siempre agitada. Bébela caliente. 






La cola de Caballo, denominada así por la forma de la planta, tiene grandes propiedades regeneradoras, astringentes y diuréticas, ésta a la vez tiene numerosas aplicaciones en el ámbito médico y estético.

Actualmente es una de las plantas medicinales más utilizadas en el mundo. La cola de caballo es una planta perenne que crece en forma de arbustos, en lugares húmedos y templados. Generalmente la podemos encontrar en suelos arcillosos, terrenos encharcados, alrededores de pastizales, a orillas de ríos y arroyos.

Hay que resaltar que esta planta contiene ácido silicilico, aminoácidos, fibras, vitaminas C y E. Pero eso no es todo, también posee un sin números de minerales que son de suma importancia para el cuerpo humano, tales como son: magnesio, calcio, hierro, potasio, fósforo entre otros.

Podemos percatarnos que al aplicar esta planta no solo nos servirá para las arrugas, sino también para los huesos, los dientes, para el cabello, para la piel...

Viendo todo esto, debemos aprovechar los beneficios naturales que nos ofrece esta planta milagrosa, a continuación te presentamos una receta casera que puede ser utilizada como tratamiento anti-arrugas.




Crema casera Anti-arrugas a base de Cola de Caballo:

Ingredientes:
De 30 a 50 gramos de Cola de Caballo
400 mililitros de aceite de oliva virgen
15 gramos de cristales de alumbre ( Piedra de Alumbre)
30 mililitros de Rosa de Mosqueta

Preparación:


Tritura la cola de caballo y los cristales de piedra de alumbre.
Coloca ambos ingredientes triturados en un recipiente esterilizado.
Agregar aceite de oliva al recipiente, ciérralo y cubrir con papel de aluminio.
Dejar reposar por 20 días, en un lugar fresco.
Luego de concluir los 20 días, pasa la mezcla por colador y agrega a la mezcla el aceite de rosa de mosqueta.

Modo de uso:

Hacer una prueba en un antebrazo, para verificar si puede provocar alergia.
Aplica la formula a diario, sobre las zonas afectadas.
Utilizarla de noche, luego de retirar el maquillaje.
Evite contacto con los ojos.







Los altos niveles de ácido úrico en nuestras sangre provocan la formación de cristales de urato en nuestras articulaciones, causando así inflamación y mucho dolor. Es común que estos cristales se formen en articulaciones pequeñas como el dedo gordo de los pies o de las manos,aunque pueden formarse en articulaciones mas grandes como rodillas y codos.

Este problema de salud es asociado fundamentalmente a la alimentación. Es por ello que para comenzar a sanar las personas deben de eliminar de su dieta diaria ciertos alimentos que tienen un alto contenido de purinas como lo son:


Las carnes rojas
Los mariscos
El alcohol
Las vísceras.

REMEDIOS 100% NATURALES PARA SANAR EL ÁCIDO ÚRICO:

Remedio a base de avena:

En una olla vamos a hervir un vaso de agua con cinco cucharadas de avena, por 30 minutos. Nos vamos a tomar una vaso en la mañana antes del desayuno y un vaso en la noche antes de la cena. Hasta que desaparezca la hinchazón y los dolores.

Infusión de Abedul:

Vamos a hervir durante 10 minutos 40 gramos de abedul por cada litro de agua. Esto infusión la vamos a tomar tres veces al día como máximo y lo haremos hasta que disminuyan los niveles de ácido úrico en nuestra sangre. Este remedio hace efecto entre 3 a 5 días.

Infusión de diente de león, coronilla de fraile y anís verde:

En un envase vamos a mezclar diente de león, coronilla de fraile y anís verde, en partes iguales. Pondremos a hervir una taza de agua con una cucharada de nuestra mezcla, por unos 3 minutos y luego lo dejamos reposar y colamos. Esta infusión puede ser tomada 3 veces al día y puede agregarsele un poco de zumo de limón para mejorar su sabor.





OTROS ALIMENTOS QUE AYUDAN A COMBATIR EL ÁCIDO ÚRICO

La Alcachofa: Debido a las propiedades diuréticas de este vegetal es de suma ayuda para combatir el ácido úrico, ya que la eliminación del mismo se lleva a cabo a través de la orina. Este alimento puede ser ingerido como vegetal o preparar un té acompañado de algunas hierbas como el diete de león, la manzanilla y la hoja de limón.

La Cebolla: Una de las propiedades mas conocidas de la cebolla alto contenido de antibióticos y inflamatorios . Preparar un té de cebolla, acompañado de zumo de limón y canela. Ayuda a disminuir los síntomas del ácido úrico y a desintoxicar nuestro organismo.

Recuerda aumentar la cantidad de agua que consumes al día, ya que el ácido úrico se expulsa a través de la orina. Consumir jugos de frutas diuréticas como la piña, también puede ser de mucha ayuda. Ademas de agregar pepino y aloe vera a cualquier batido que vayas a realizar.


Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!