La Celulitis es una enfermedad del tejido subcutáneo, que afecta a un 99% de las mujeres en mayor o menor medida. Este trastorno no siempre lleva asociado un exceso de peso, pues también se observa en personas delgadas. La Celulitis, aunque no pone en riesgo la salud del paciente, es considerada un problema estético, que modifica contornos, causas, molestias y mina la autoestima de quien la padece.


¿Dónde comienza la Celulitis?

 La piel es un órgano vital del ser humano, que recubre muestro cuerpo con el fin de alisarlo y protegerlo de las agresiones externas. Este órgano es imprescindible para la vida. Está formado de 3 capas:



Epidermis: es la capa más externa. Su misión es la de reponer células y producir melalina, que da color a nuestra piel.



Dermis: es la capa intermedia y contiene vasos sanguíneos de terminaciones nerviosas y glándulas sudoríparas.



Hipodermis: es la que contiene en su mayor parte las células, que almacenan grasa y que se denominan Adipocitos. Los Adipocitos acumulan sustancias grasas con el fin de regular la temperatura corporal y amortiguar posibles impactos externos. Cuando el almacenamiento de grasas no se armoniza con el desgaste de éstas, se produce un aumento en la talla corporal. Así los Adipocitos o células grasas aumentan su tamaño y empujan la piel creando pequeños abultamientos o protuberancias, que se manifiestan al exterior con el nombre de piel de naranja. 


La Celulitis se convierte en un trastorno progresivo incapaz de curarse espontáneamente, por lo que no podemos esperar a la desaparición milagrosa, ya que cuando aparece, lo hace con afán de permanencia y con el tiempo irá evolucionando hasta adquirir unas proporciones desconcertantes. 

Es muy importante tratarla bien desde el principio. Si utilizamos alguna medida terapéutica inadecuada será cada vez más difícil resolver el problema.












¡Toma nota!

Ingredientes:

1/4 de taza de yogur natural.

1 cucharada de vinagre de sidra de manzana.

1/2 cucharadita de café.


Procedimiento:

Mezcle todos los ingredientes en un recipiente.

Aplique con ayuda de un guante de crin realizando masajes circulares, si no posee el guante simplemente sumerja vendas de algodón, escurra y aplique en la zona a tratar.

Espere 20 minutos.

Retire con agua fría.


Indicaciones:

Repita este tratamiento por lo menos 3 veces a la semana. Esta mezcla casera es una excelente solución para combatir la celulitis y lucir mucho más saludable.




TE RECOMENDAMOS VER ESTE VÍDEO:





Es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) que tiene similitudes con la Clamidia y a la Gonorrea. Se presenta por igual en hombres y mujeres de cualquier raza.

Debido a que generalmente se presenta en asociación con otras infecciones, los médicos tienen dificultad para diagnosticarla. Existe evidencia que sugiere que en la actualidad, la infección por Micoplasma Genital entre los adolescentes, ha superado el porcentaje de infecciones por gonorrea.

Es una enfermedad silenciosa (que no produce síntomas), se encuentra de manera predominante en el tracto urogenital (uretra y genitales) del hombre y de la mujer, pero se puede alojar en la garganta y en el ano.


¿CUÁL ES LA CAUSA?

Es causada por la bacteria Mycoplasma genitalium (una de las 17 especies de Micoplasma) la cual se considera como la bacteria más pequeña y menos compleja que se ha conocido y se identificó por primera vez en la década de 1980. Hoy ocupa mundialmente un lugar importante entre las enfermedades de transmisión sexual.

A diferencia de otras bacterias, estos organismos carecen de pared celular y viven dentro de otras células. Sin embargo, también pueden vivir en cultivos fuera de las células como sucede con los virus, pero, a diferencia de ellos, algunos antibióticos sí las matan.

En el hombre, el Micoplasma genital es la primera causa de la uretritis trasmitida sexualmente, que no es causada por la Gonorrea.La uretritis es la inflamación de la uretra, el conducto por donde sale la orina de la vejiga hacia el exterior).

En las mujeres, además de infectar la uretra, está asociado a la vaginosis bacteriana, (infección vaginal causada por diversas bacterias),cervicitis (inflamación del cuello del útero), salpingitis (inflamación de las trompas) y Enfermedad Pélvica Inflamatoria (EPI)


¿CÓMO SE TRANSMITE?
Durante las relaciones sexuales anales, orales y vaginales sin condón.
Por medio de los juguetes sexuales
Por medio de las manos y dedos que han estado tocando el ano y los genitales de la persona infectada

Aún cuando la persona infectada no tiene síntomas, contagian a su /sus parejas sexuales.





Cómo se diagnostica la enfermedad?

Mycoplasma genitalium es un organismo de crecimiento lento, el aislamiento y cultivo puede tardar hasta 6 meses, y sólo unos pocos laboratorios en el mundo son capaces de hacerlo. Por lo tanto, se diagnostica mediante pruebas de la orina, la uretra, la vagina, frotis cervicales y por medio de biopsias endometriales tradicionales.


PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO:

En cuanto a la cura de la MG, la evidencia actual apoya el uso del antibiótico azitromicina como tratamiento de primera línea.

Para prevenir esta ETS, los científicos británicos autores del estudio mencionado arriba, recomiendan las mismas medidas de prevención que para cualquier otra infección sexual, el uso de preservativos y una reducción de los comportamientos sexuales de riesgo, que pueden “desempeñar un papel importante en los esfuerzos para controlar la MG” señalan.


Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!