Si quieres probar y verte más joven en sólo el 1 semana, aquí está el secreto de las damas japonesas.
Es un recurso increíble utilizado por las mujeres japonesas durante muchos siglos con el arroz como ingrediente principal.
El arroz tiene muchos beneficios curativos que hacen y te proporcionan una tez con una piel más limpia. Elimina las manchas oscuras y proporciona una textura suave a la piel. También tiene poderes antioxidantes que son especialmente debido a la presencia de ácidos linoleico y estimulan la producción de colágeno en las células de la piel. Esta acción reduce las arrugas y de esa manera te hace más joven.
Uno de los beneficios más del arroz es que tiene un compuesto llamado escaleno y proporciona protección solar, así como la reparación de la piel dañada debido a la exposición al sol. Usted puede usar este remedio con regularidad con el fin de rejuvenecer su piel.

También puede incluir el arroz en su nutrición, ya que es rico en orizanol gamma y vitamina E responsable de la reducción de los niveles de colesterol y mantener su corazón sano.



Ingredientes:

3 cucharadas de arroz
1 cucharada de leche
1 cucharada de miel
1 taza de agua

Preparación:

Tome el arroz y hervir en 1 taza de agua en medio del fuego. Apague el fuego después de 2-3 minutos y colar la mezcla. Añadir 1 cucharada de leche en el arroz hervido junto con 1 cucharada de miel. Revuelva bien y aplicar la máscara en su cara. Deje que se seque por completo durante 10-15 minutos. Luego, lávese la cara con el agua en la que hierve el arroz con el fin de quitar la máscara facial. Repita este proceso por lo menos una vez a la semana para parecer más joven.

Las propiedades antioxidantes y curativas de arroz actuarán como una crema hidratante y mejorara la circulación de la sangre. Esto reducirá la inflamación de la piel y quitara manchas de la edad con suavidad. Este remedio también es útil para la protección solar. Pruébelo hoy con el fin de tener una piel limpia y saludable...









La sal de Epsom (o sal inglesa) es bien conocida por sus propiedades beneficiosas. Muchos la utilizan para dejar los pies en remojo, pero hay un montón de maneras geniales para usarla.
Prueba algunos de estos tú mismo: 
1. Cuidado del pelo:
Si tu cabello se engrasa rápidamente, seguramente te venga bien este truco: echa un puñado de sal de Epsom al champú que utilizas normalmente. Lávate el pelo como siempre y nota cómo el nivel de grasa disminuye. Alternativamente, puedes probar con un tratamiento de sal más avanzado para aumentar el volumen del pelo. Mezcla sal de Epsom con tu acondicionador, calienta la mezcla en la hornilla y échatelo dando masajes desde las raíces a las puntas. Déjalo actuar 20 minutos antes de lavarlo. El tratamiento previene las puntas abiertas y aporta volumen al pelo. 
2. Cuidado de la cara:
Mezcla sal de Epsom junto con jabón líquido o crema facial limpiadora. Aplícate la mezcla con suavidad en el rostro y enjuágalo con agua caliente. Esto ayudará a mantener los niveles de humedad y eliminará las células muertas de la piel. 
3. Cuidado de los pies:
Si estás todo el día de pie, tus pies empezarán pronto a doler y resentirse. La sal de Epsom mezclada con aceite de oliva es un buen tratamiento para combatir la sequedad. Aplícate la mezcla en los pies una o dos veces por semana y la piel seca mejorará rápidamente. Puedes añadir otro tipo de aceite de tu elección para una esencia agradable. 
4. Alivio de los hematomas
Los hematomas pueden resultar muy desagradables. Incluso si se curaron hace tiempo, siguen siendo a menudo visibles. Prueba a mezclar 2 cucharadas de sal de Epsom con agua y aplica la mezcla en tu piel con cuidado.  



5. Dolores de cabeza:
Si sueles sufrir dolores de cabeza en verano o después de un largo día en la oficina, prueba a darte un baño con un poco de sal de Epsom. La sal en el agua ayuda a relajar tus músculos y liberar la tensión, lo que ayuda a evitar los dolores de cabeza.
6. Limpieza del baño:
Mezcla sal de Epsom y jabón líquido a partes iguales y utilízalo para dejar las baldosas y las superficies relucientes. 
7. Quitarse las astillas:
Si tienes una astilla molesta clavada, aplica un poco de sal de Epsom en la herida para suavizar la piel y acercar la astilla cerca de la superficie. Dile adiós a las pinzas. 
8. Para dormirse:
A veces es difícil dormirse después de un día muy estresante. La sal de Epsom puede ser la solución también en este caso. Date un baño por la tarde-noche y añade 3-4 cucharadas de sal de Epsom al agua. Disfruta de los efectos relevantes y siente cómo tus músculos se liberan. Esto funciona como un elixir para dormirse como un tronco. 
9. Para la mañana después de una noche de copas:
¿Se alargaron los planes de anoche un poquito más de lo planeado? ¿Te duele la cabeza esta mañana? Deshazte de la resaca con esto: disuelve una cucharadita de sal de Epsom en un vaso de agua. Bébete la mezcla para tener los niveles de agua y minerales en equilibrio de nuevo. Asegúrate de hidratarte con agua durante todo el día y tu resaca desaparecerá.
10. Limpia tu lavavajillas:
Añade un poco de sal de Epsom en tu lavavajillas. Programa un lavado normal y las manchas serán cosa del pasado. 








El desodorante es esencial en nuestro aseo personal, es básico ya que nos protege de los malos olores que producen la secreción de sudor en nuestras axilas, y gracias a los agentes del desodorante podemos enfrentar al mal olor. Los hay en diversas presentaciones, spray, bolita, y barra, pero lo que no sabías es un dato muy interesante que te haré saber ahora, no solo podemos usarlo para las axilas, existen diversos usos que podemos darle al desodorante que ni te imaginabas.


En este artículo haremos una lista de la infinidad de usos que podemos darle, y que no sabías que podía ser así.

Sudor debajo del pecho: aplicar un poco de desodorante antes de colocar el sujetador, te ayudará todas las mañanas, a sentirte limpia y fresca.

Eliminar espinillas: aplicar desodorante en las espinillas y puntos negros, es excelente para combatirlas, es importante que tenga anti-transpirante, también ayuda a que las axilas permanezcan siempre secas.




Evita que las gafas de sol se resbalen: si no quieren que tus lentes de sol resbalen a cada momento, solo debes aplicar alrededor de los lentes y listo.


Evita que el pelo se pegue a piel: es un problema muy común en verano, principalmente el pelo se pega de a la frente o la piel haciendo que el cabello se encrespe, úntate desodorante alrededor de la línea del cabello, verás que el pelo no se te pegará más, y adiós al problema del cabello pegado.

Ayuda a colocarte los jeans que están muy ajustados: solo debes colocar desodorante desde la parte de los muslos hasta los tobillos, eso ayudará a que esos jeans ajustados suban más fácil.

Evita que la ropa se descolore: en el verano siempre sudamos mucho, a veces nos ponemos un vestido o alguna ropa, y dejamos la marca de sudor en la ropa, para evitar esto solo debemos colocar desodorante en la espalda, y adiós problema de sudoración.




TE RECOMENDAMOS VER ESTE VÍDEO:






Hay un secreto de belleza compartido por mujeres orientales de cabello muy largo. Aprende a usar agua de arroz para hacer crecer el cabello.

Cada vez son más y más mujeres que se vuelcan hacia los productos naturales para embellecer y proteger su piel y cabello. La razón no es para nada caprichosa. Se ha demostrado que ciertos productos químicos pueden dañar severamente la piel y hasta la salud. 

Existe una fórmula utilizada por mujeres de un pueblo de China llamado Huangluo, que da excelentes resultados. Las mujeres de este poblado situado en la región autónoma de Guangxi son conocidas por tener un cabello increíble. No tan solo brillante y sedoso sino increíblemente largo. De hecho, en el libro de los Récord Guiness se conoce este lugar como el pueblo con el cabello más largo del mundo: ¡1,4 metros!

El secreto que hace crecer el cabello a estas mujeres orientales es en extremo simple, ellas usan agua de arroz fermentada y con ella se lavan el cabello. Lo que hacen es hervir arroz en agua y colar luego, el agua resultante es rica en minerales, Vitamina E y antioxidantes. El agua de arroz posee propiedades reconstituyentes que otorgan elasticidad y suavidad al cabello. Esto es gracias a su contenido en inositol, un hidrato de carbono que ayuda a reparar el cabello dañado. Por otro lado, el agua de arroz fermentada posee aminoácidos que fortalecen la raíz del cabello y permite alisarlo y dotarlo de brillo.

Para estas damas de oriente el cabello largo es un símbolo de prosperidad, longevidad, riqueza y fortuna. Es común en mujeres adultas portar cabellos con más de 1 metro de largo. 





COMO HACER AGUA DE ARROZ FERMENTADA PARA HACER CRECER EL CABELLO:

1- Coloca una taza de arroz en un bol con agua y revuelve.

2- Envasa estos ingredientes en una botella de plástico.

3- Deja reposar durante un día para permitir que fermente.

4- Colocar el contenido de la botella en una cacerola y poner a hervir.

5- Luego, quitar del fuego y dejar enfriar.

6- Utilizar en reemplazo al champú. Mientras viertes este líquido sobre tu cabeza, realiza masajes para permitir que penetre en el cuero cabelludo.

7- Enjuágate


Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!